¿Creador de Baby Reindeer siente “empatía” por su acosadora?

Richard Gadd, creador de Baby Reindeer, no quiere que la audiencia vea a Martha como una "villana", ya que su versión real sufrió mucho.

En este artículo:

  • Richard Gadd, creador de Baby Reindeer, confesó que él siente una especie de “empatía tóxica” por su acosadora, lo que complicó mucho su experiencia.
  • Él explicó que no quiere que se vea a Martha como “una villana”, sino como una persona con muchos problemas que también sufrió mucho.
  • Sin embargo, este detalle es el que cree que ha convertido a la serie de Netflix en todo un éxito, pues asegura que le permitió explorar las partes más ambiguas y oscuras del ser humano, y ha conectado mucho con la audiencia.

Escrito y protagonizado por Richard Gadd, Baby Reindeer se ha convertido en una sensación a nivel mundial que se basa en la propia experiencia del actor con una acosadora, interpretada por Jessica Gunning. Ella se obsesiona con el protagonista y hará cualquier cosa para acercarse a él, desde enviarle miles de mensajes, hasta meterse en su vida privada y afectar a sus seres queridos. 

De igual forma, a lo largo de los episodios, vemos que la serie toca otros temas inquietantes como abuso, violación, victimización y trauma. De manera que, al final, Baby Reindeer, trata sobre Gadd liberándose no sólo de su acosadora, sino también de sus propios demonios internos.

Richard Gadd ha hablado largo y tendido sobre el difícil proceso para crear Baby Reindeer, pues lo obligó a profundizar en sus problemas emocionales y psicológicos. y uno de ellos era que sentía una especie de empatía con su acosadora.

Baby Reindeer
Copyright © Netflix.

Martha no es una “villana” en Baby Reindeer

Durante un evento de FYC para miembros de TV Academy, Richard Gadd, aceptó que su “empatía tóxica” fue lo que provocó que su acosadora se fortaleciera cada vez más, debido a que él era incapaz de poner un límite o defenderse porque le tenia “lastima” a Martha, sin importar que tan grave le estaba afectado en su vida personal. 

“Sentía que estaba en todas partes, y sentía que mi vida no funcionaba realmente. Todavía tenía estos increíbles dolores de sentir lástima por ella, porque imaginé que era una persona que sentía mucho dolor.

Richard Gadd

Por este motivo, Gadd detalló que nunca ha visto a la verdadera Martha como una “villana” en su historia y no quería que el público la viera de esa forma, sino como una persona que también necesita ayuda. “Nunca vi a ningún personaje como el villano. Vi a alguien que estaba perdida en el sistema, de verdad. Alguien que necesitaba ayuda y no la recibía”, agregó el actor. 

Es por esto que Baby Reindeer ha logrado hacerse tan viral en redes sociales, ya que los/as espectadores/as pueden conocer todas las caras de la moneda y realmente sentirse cercano a los personajes y, al final, tener empatía por la gente, porque captura “las oscuras dificultades y las idiosincrasias de la vida”, según el propio escritor. “Creo que Baby Reindeer se ha destacado mucho porque se remonta a algo sobre la condición humana, que es oscura, difícil y desafiante, y cada ser humano es una mezcla del bien y el mal (…) Si miras cómo está el mundo actualmente, todo se siente como si fuera incorrecto”.

Gadd puntualizó que es probable que el mensaje final de la serie sea “ambiguo” porque puede provocar muchas interpretaciones, pero es precisamente esto lo que la hace especial y abre un debate sobre muchos temas complejos. “He visto alrededor de siete interpretaciones diferentes (de la serie) y me gusta porque, en última instancia, quiero que la gente saque lo que mejor le convenga de mi trabajo”.

Baby Reindeer
Copyright © Netflix.

Baby Reindeer es una catarsis para el creador 

Luego de vivir traumáticas experiencias, Richard Gadd, decidió escribirlas durante varios meses de trabajo intenso, en los cuales pasaba prácticamente todo el día y parte de la noche desarrollando la historia. “Mis mejores horas para escribir son a partir de las 5 am, y siempre me levantaba a las [4:30 am] a escribir obsesivamente casi hasta acostarme al día siguiente. Se convirtió en una verdadera obsesión para mí”, explicó el actor. 

Sin embargo, al final todo valió la pena, no solo porque Baby Reindeer es un éxito en Netflix, sino que también le ayudó al creador a procesar su trauma y superarlo.  “Siempre creí en el programa y realmente me encantó, y pensé que tal vez sería una pequeña joya artística y de culto en la plataforma Netflix”, dijo. “Pero de la noche a la mañana fue una locura. Sentí como si un día me despertara y todos estuvieran viéndolo”.

El creador también aclaró que todas los acontecimientos que suceden en Baby Reindeer son cien por ciento reales y que solo agregó ciertos detalles para que funcionara como un producto televisivo. “Fue un proceso constante entre lo que funciona para un programa de televisión y no vender tu propia historia, y eso continuó desde la escritura hasta la filmación y durante todo el proceso de edición para encontrar el equilibrio adecuado”, explicó Gadd. “Creo que al final lo logramos, pero fue un proceso increíble”.

Baby Reindeer
Copyright © Netflix.