¿Directores de Hollywood en crisis por Rotten Tomatoes?

Un nuevo reporte enlista las razones por las que los directores de cine enfrentan problemas laborales en Hollywood. ¿Habrá solución a los problemas?

En este artículo:

  • Un nuevo reporte asegura que los directores de Hollywood enfrentan una grave crisis laboral.
  • La razón es que hay menos trabajo en general, pues los estudios no quieren apostar por nuevas visiones, además de que plataformas como Rotten Tomatoes también han tenido un fuerte impacto al momento de construir una carrera como cineasta.
  • Esto puede afectar más a mujeres y personas racializadas que trabajan en Hollywood, pero hay indicios de que todavía puede haber salvación.

Hollywood todavía no se recupera de las múltiples crisis que ha enfrentado en años recientes y poco a poco la industria ha tenido que aceptar que tal vez no volverá a ser como antes. Y es que después del azote de la pandemia, la llegada del streaming, las huelgas y la inteligencia artificial, el ambiente ha cambiado mucho.

Y esto ha afectado principalmente a los/as artistas. Grandes figuras y actores de Hollywood han hablado sobre los nuevos retos que representa la inteligencia artificial, y muchos/as guionistas y animadores han hablado largo y tendido sobre los problemas de copyright.

Pero algo que tal vez es menos discutido es el rol de los/as directores en Hollywood. Y es que, aunque cineastas como Alfred Hitchcock, Martin Scorsese y Francis Ford Coppola cimentaron desde la década de los 60 la idea de que la figura del director era de las más importantes para la realización de una cinta, la realidad es que este trabajo es ahora uno de los más complicados en la industria.

Hollywood
IImagen: StudioBinder

¿Los estudios de Hollywood ya no quieren apostar por cineastas?

“Antes, si no la cagabas, tenías la posibilidad de trabajar como cineasta (en Hollywood) durante al menos 20 años” mencionó una fuente anónima para The Hollywood Reporter. El/la cineasta, asegura que ahora simplemente hay menos trabajo y menos oportunidades para construir una carrera.

Las razones varían mucho, pero no hay duda que la obsesión con los algoritmos y el desempeño de taquilla son factores importantes que hacen que los estudios sean mucho más meticulosos al momento de escoger sus proyectos.

En los 70, apostar por una visión novedosa fue lo que llevó a cintas como El Padrino, Taxi Driver o El bebé de Rose Mary a ser grandes éxitos. Pero en 2024, la idea de invertir 120 millones de dólares en estrategias de marketing para lanzar una cinta como Megalopolis suena a un proyecto sumamente arriesgado.

Y es que si tomamos en cuenta la gran inflación, la inversión que hacen los grandes estudios para solventar sus servicios de streaming, los estudios ya simplemente son más selectivos al momento de escoger qué producciones toman.

Esto entra en un gran contraste con los 450 millones de dólares que Netflix invirtió en Rian Johnson para comprar los derechos de Knives Out. O el ambicioso acuerdo que firmaron Troy Parker y Matt Stone valuado en 900 millones de dólares para que South Park se transmita exclusivamente en las plataformas de Paramount.

Sin embargo, estos acuerdos dependen más de la propiedad intelectual que del cineasta. Netflix invirtió alrededor de 200 millones para desarrollar Rebel Moon con la esperanza de que la franquicia se expandiera más allá de las dos películas que tenía planeadas Zack Snyder. Y si las cosas no salen bien, es más fácil que un cineasta deje de trabajar en la industria.

Hollywood
IImagen: THR

¿Rotten Tomatoes también impactó Hollywood?

Además de las duras realidades económicas que enfrenta Hollywood, otros factores han comenzado a permear la industria de maneras insospechadas. Según el reporte de THR, los/as cineastas ahora también tienen que lidiar con el escrutinio de las redes sociales y plataformas como Rotten Tomatoes.

“El éxito ahora es un juego” aseguró otra fuente anónima en el reporte. “Los niveles de Rotten Tomatoes ahora son una métrica muy usada cuando un director presenta una idea. Definitivamente impacta el proceso de decisión creativa cuando los estudios de Hollywood escogen a un director”.

Parte de la razón por la que esto sucede es porque muchas personas se han aferrado al poder en la industria, lo que dificulta o hace más lento el proceso de evolución en Hollywood. Una fuente del reporte puso de ejemplo a Robert Zemeckis, un director que tuvo mucho éxito en la década de los 80 y hasta principios de los 2000, pero que ya no ha podido encontrar un verdadero éxito en los últimos años.

Pero el reporte también pone de ejemplo a Michael De Luca, ejecutivo de New Line que recientemente se convirtió en una de las cabezas de la división de cine de Warner Bros. “Los estudios de Hollywood parece que simplemente quieren seguir trabajando con las mismas personas. Mientras, nuevas voces sólo tienen su calificación de Rotten Tomatoes y sus trabajos pasados para defenderse”.

El sistema de hecho ha desencantado a figuras como Woody Allen, quien en 2023 lamentó mucho el no poder encontrar financiamiento para su película, situación que lo ha hecho pensar seriamente en el retiro. Y Martin Scorsese también ha dicho que “el trabajo de los/as cineastas fue reemplazado por la ambición de los estudios” que no buscan originalidad, sino simple “contenido” del cual puedan seguir capitalizando a través de secuelas y spin-offs.

Hollywood
Foto: StudioBinder

¿Hay salida para estas problemáticas?

En el marco de CinemaCon, Damien Chazelle mencionó que “no tenía ilusión” de que lo volvieran a contratar después del fracaso taquillero de Babylon. Aunque en el mismo evento, se anunció que ya está preparando su próxima película con Paramount.

La disminución de trabajo afecta más a sectores demográficos marginalizados, como cineastas femeninas o personas racializadas. En 2023, solamente 12% de las 105 películas más taquilleras de Hollywood fueron dirigidas por mujeres, y en lo que va del año, de las 25 películas más taquilleras en Estados Unidos, solamente dos han sido dirigidas o co-dirigidas por mujeres: Madame Web y Mean Girls.

Pero no todo está perdido. Cineastas han encontrado un espacio muy próspero en la televisión, ya que el desarrollo de grandes producciones como True Detective le permitieron a cineastas como Issa López tener gran éxito a inicios de año.

También sorpresas como Everything Everywhere All At Once, Civil War, Challengers o Wonka han sido una muestra de que la originalidad no sólo se traduce en grandes resultados de taquilla, también que la visión de cineastas creativos/as es crucial para asegurar el éxito de una cinta y que conecte con la audiencia. Barbie y Oppenheimer también es un ejemplo de lo lucrativo que puede ser confiar en la visión creativa de un cineasta.

No sabemos cuál es el futuro del cine ni de Hollywood, pero este tipo de reportes es una muestra de la incertidumbre que enfrentan los departamentos creativos del cine, y lo mucho que hay que trabajar para asegurar que artistas puedan dedicarse a su arte y vivir de ello.

Hollywood
Foto: NBC News