Escrito por:

Rivit TV: Una Arriesgada Apuesta ¿Logrará sobrevivir?

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

29 abril, 2020
|
Escrito por: Andrés Lechuga
«El concepto de Rivit TV puede resumirse en: “conviértete en productor ejecutivo de tu serie preferida”.

En las últimas semanas se ha dado a conocer el nuevo servicio de streaming llamado Rivit TV, una plataforma que lleva poco tiempo en línea, pero que presenta un modelo de mercado interesante, que si bien, no es el primero dentro de la industria audiovisual, si lo hace con un enfoque en el negocio de servicios de streaming.

Rivit TV es, a grandes rasgos, y de acuerdo a su sitio oficial, una empresa fundada en el no tan lejano 2018, por el CEO Wade Bradley y Adam Shaw. Tal plataforma se basa en el concepto ‘Choose the TV That Gets Made™️’ (¡Elige La Programación Que Creamos!).

En otras palabras, en lugar de lanzar por televisión, o de manera digital toda una temporada de 13 o 25 episodios, se lanza únicamente el piloto para que, como audiencia, decidas si el resto de la temporada se graba o no

Rivit TV

Aunado a lo anterior, el poder de audiencia de aprobar o denegar un proyecto audiovisual, se ejerce mediante la donación voluntaria. Esta plataforma por ejemplo tiene la opción de varios montos que van desde los $0.99 centavos de USD, hasta los $2.99, es decir un máximo aproximado de $74.00 pesos mexicanos al tipo de cambio actual, para donar a la serie o novela de tu preferencia.

Suena atractivo, sí, y hasta novedoso, pero a su vez vienen a la mesa varios detalles que ponen en duda si este tipo de modelo funcionará, sobre todo tomando en cuenta que una producción audiovisual de varios episodios no es para nada barata, estamos hablando de millones de dólares.


La idea no es nueva, la forma de usarla sí

Desde que los medios de comunicación son medios, han existido terceras personas que toman decisiones sobre el contenido que se mostrará al público. Las mismas son quienes son nombrados como productores ejecutivos, inversionistas o socios publicitarios. Estos utilizan su poder para que el medio o proyecto tome un rumbo beneficioso para sus intereses económicos, políticos, etc.

Sin embargo, ahora no son grandes magnates quienes tienen en sus manos el poder, sino la audiencia. Algún consumidor promedio que cuente con un par de dólares de sobra. Pero eso ya se ha visto en la industria cinematográfica y en otras.

Proyectos de crowdfunding (recaudación de fondos) lo han hecho desde años atrás en plataformas como Go Found Me, Kickstarter, IndieGoGo la extinta Fondeadora o la más famosa del momento, Patreon. Ahí personas independientes, con algún producto para ofrecer, solicitan ciertos montos de dinero para que se consiga hacer el producto. 

Rivit TV

Por ejemplo, quienes deseen solicitar fondos para imprimir un libro, colocan una escala de precios para donar, en donde dependiendo del monto a pagar se recibe una recompensa, puede ser un agradecimiento en vídeo por el autor, el libro en sí, el libro autografiado, el libro en pasta dura, y así de manera sucesiva.

Hablando de plataformas como YouTube, existen canales que abren una comunidad de patrones, mayoritariamente en Patreon o directamente desde el sitio filial de Google, en donde además de donar para que se produzcan vídeos, estos eligen las temáticas, y como recompensa ven estos vídeos de manera exclusiva, o a aparecen en los créditos de manera pública. 

Algunos canales que manejan tal tipo de dinámica son, el canal de divulgación científica Curiosamente, el de reportajes y documentales Un Mundo Inmenso, el excelente canal de filosofía Migala, y entrando en materia de cine, el canal argentino Zepfilms, por mencionar algunos.

Dentro del mundo del cine independiente proyectos como Canino (Yorgos Lanthimos, 2009) se han logrado gracias a la cooperación voluntaria de amigos y familiares del equipo de producción, de terceros emocionados por el proyecto, y no de grandes productores y ejecutivos del cine mundial.

Rivit TV

De hecho, y por si hace falta decirlo, lo anterior es una de las características del cine independiente. Guiones que no se alinean con los actuales formatos comerciales, no son atractivos para magnates de la industria, porque después de todo, el cine también es un negocio.

Es ahí cuando los propios directores, guionistas, y hasta actores y actrices echan a la charola su aporte para que se logre la película, la serie, etc. Aunque también se buscan apoyos en Festivales de Cine e Institutos federales de cinematografía que ofrecen becas, estímulos fiscales, fondos fílmicos, fideicomisos, etc.

Por lo anterior, entendemos que Rivit TV no es una idea nueva, pero sí la implementación en streaming. En lugar de pagar una mensualidad, se paga una sola vez de manera voluntaria por la serie que desees que se haga. 

Imagina que te muestren el primer episodio de Stranger Things, Orange is The New Black, The Boys, o el adelanto de una película de alguno de tus directores preferidos, y que tengas el poder de decidir si avanza o no el proyecto. Tal concepto puede resumirse en: “conviértete en productor ejecutivo de tu serie o película preferida”.

La propuesta claro que puede funcionar, pero como todo, también puede que no. Sobre todo por la cantidad de dinero que necesita para lograr la producción del rodaje de un solo episodio. Si tomamos en cuenta grandes series como Breaking Bad (Vince Gilligan, 2008-2013), los últimos episodios tenían presupuesto de hasta un millón de dólares cada uno.

Ahora, el tiempo también es otro factor que se presenta en el caso de Rivit TV y en páginas de recaudación de fondos, y es que siempre hay un límite de tiempo para reunir el dinero. En el caso de las novelas de Rivit TV: Fabric of Lies, Coyote Hills y La Leona, es hasta el mes de mayo para obtener el dinero y comenzar a rodar (planes antes de la pandemia). En los casos plataformas de crowfunding, también se fija una fecha, y en caso de no reunir el dinero, no se le da al proyecto, y se devuelve al público.

Rivit TV

Por otro lado, la producción de una telenovela no es tan grande (así son las tres ofertas de Rivit TV) como lo es una serie o película. Los presupuestos son menores, los problemas se resuelven de la forma más barata posible, no se exige mucho, ya que la mayoría presentan un formato de molde que te anticipa a un presupuesto.

Sin embargo, la idea de “botear” para lograr el cometido sigue en el riesgo, ya que la meta de los proyectos son de casi medio millón de dólares cada uno. Cantidad que ni organizaciones de caridad llegan a ver en sus vidas.

A parte un factor externo e imprevisto para el interesante proyecto de Rivit TV, es el coronavirus. Situación que invita a las personas a apegarse a plataformas de streaming que ya ofrecen miles de horas de contenido, y que su otro dinero sea invertido en papel de baño y productos varios de primera necesidad.


CONCLUSIÓN

Tenga o no éxito, se debe seguir de cerca este caso, ya que podría asentar un nuevo modelo para las futuras producciones en streaming. Imaginando que se pudieran tomar decisiones sobre finales de series como Game of Thrones, o el destino de personajes en The Walking Dead.

Rivit TV

Recordando a estas dos series en particular, fueron la gloria en sus primeras temporadas, pero fueron decayendo hasta perder relevancia, y hasta se hicieron del odio de muchas personas. Así que imaginen que en el futuro, se pueda donar una cantidad para opinar que se termine la serie, o qué un personaje muera o se relacione con otro, o qué clase de final darle, más allá de los deseos monetarios de un grupo de productores ejecutivos.

Entra al sitio oficial de Rivit TV aquí para conocer más al respecto


¿Qué opinan Cinéfilos y Cinéfilas? ¿Aportarán al proyecto Rivit TV? ¿Cómo creen que evolucione esta idea en el futuro?

Escrito por:

Rivit TV: Una Arriesgada Apuesta ¿Logrará sobrevivir?

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.