Escrito por:

Entendiendo el legado del Chavo del Ocho

Alejandra Reyes

4 agosto, 2020
|
Escrito por: Alejandra Reyes
¡Sin previo aviso el chavo del ocho se despide de la televisión abierta, en todo el mundo! ¿Será el inicio de un nuevo convenio para su transmisión en otra plataforma?

El chavo del ocho es una serie de televisión cómica mexicana que comenzó a emitirse desde hace 47 años protagonizada por su creador, Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como “Chespirito”.

Acompañado de un elenco que al día de hoy es recordado por sus memorables personajes, este fin de semana dio mucho de que hablar tras el anuncio de la suspensión de la transmisión del programa en los diferentes países principalmente de Latinoamérica y Sudamérica donde continuaba al aire.

La figura que ha representado Gómez Bolaños a través de personajes como El chavo, El chapulín colorado, El doctor chapatin y El chanfle constituyó un legado para la cultura mexicana que develó escenarios de la vida cotidiana con toques de humor “blanco”. Esta idea terminó por conquistar a millones de espectadores por medio de historias basadas en aventuras convencionales llevadas a una versión más cercana a la cultura popular mexicana que llegó a transmitirse para más de 20 países.

El chavo del ocho

El precio de la marca “Chespirito

El fenómeno de “El chavo del ocho”, entre otros programas de igual impacto de Grupo Chespirito, logró alcanzar tal éxito que, a lo largo de los años, generó millones de pesos, pero también desató problemas legales por los derechos de los personajes que interpretaban los principales actores: Ramón Valdés, Carlos Villagrán, María Antonieta de las Nieves, Florinda Meza, Rubén Aguirre, Angelines Fernández y Édgar Vivar. Situación que mantenía la relación entre los compañeros de reparto en constantes polémicas que los fueron separando poco a poco.

La causa del conflicto entre la cadena Televisa, dueña de los derechos del programa, y la familia de Gómez Bolaños, propietaria de los derechos de explotación comercial de los personajes que llevó a la salida de la televisión la programación de Chespirito, fue el término de un contrato donde Roberto Gómez Bolaños había cedido a Televisa los derechos de sus personajes hasta el pasado 31 de julio de 2020, de acuerdo a las declaraciones de Édgar Vivar.

Por tal motivo, al no existir una renovación de contrato, programas como el chavo del ocho quedaron fuera del aire desde este primer fin de semana de agosto.

El Chavo del Ocho

El recuento de un fenómeno de la televisión mexicana

Por supuesto, las respuestas a tal decisión no se hicieron esperar, y las redes sociales fueron el embudo que concentró la disputa entre opiniones tanto positivas como negativas con el hashtag #NoTeVayasChavo, puesto que así como los fanáticos defendieron el legado de Chespirito, opositores aplaudieron la salida (aunque aún no definitiva) de las aclamadas series del escritor.

Acusado de ser un programa que incitaba al bullying y proclamaba los antivalores como la arrogancia, irresponsabilidad, pereza, intolerancia, irrespeto, soberbia, envidia, entre otros; El chavo del ocho abrió una brecha generacional entre lo que hoy conocemos como «políticamente correcto», que evita ofender o poner en desventaja a personas de grupos particulares de la sociedad, con la subjetividad del lenguaje de los años 70.

Sin embargo, logró colocarse en el gusto del público internacional, espectadores de Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Paraguay e incluso España, entre otros, lamentaron la salida al aire del programa más icónico de los últimos tiempos; situación que lo llevó a permanecer 24 años en televisión mexicana con 1300 capítulos y con ganancias estimadas en 1,3 millones de pesos por cada episodio de media hora.

«Soy española y me críe viendo El Chavo del 8, uno de los mejores recuerdos de mi infancia, Chespirito tiene que estar en las pantallas de todo el mundo», respondió una fanática en twitter

El ingenio de Roberto Gómez Bolaños catapultó a personajes como el Chapulín Colorado, una parodia a los superhéroes que se convirtió en un referente mundial mexicano.

El papel que representa Chespirito como director y productor de televisión mexicana va más allá de su experiencia detrás de cámara; fue la sensibilidad con la que proyectaba a sus personajes más populares y las entrañables frases que le regaló a cada uno.

Mostrando una reflexión social de la realidad que existe fuera de la actuación bajo la premisa de no olvidar que todos fuimos niños una vez, el éxito de su creador asentó una propuesta que al día de hoy es un referente en la comedia mexicana.

“Soy Chespirito; la risa es una expresión de triunfo del cerebro. Si te ríes por un chiste es porque lo entendiste”.

Actualmente una parte del público califica como banal y repetitiva la narrativa de Chespirito y otra parte la venera como parte del recuento de sus años de infancia y los momentos que representa en la vida de los espectadores a quienes los personajes de Gómez Bolaños les sacaron más de una sonrisa.

Es cierto que a pesar de no tratarse de un trabajo literario de gran complejidad, el ingenio que muestra en cada aspecto creativo lo convirtió en uno de los más trascendentes a lo largo del tiempo y para muestra 47 años de existencia desde su primera emisión en 1973.

Seguramente pronto tendremos una resolución sobre el futuro de Grupo Chespirito tras la evidencia de los números que económicamente respaldan la rentabilidad de la serie y el apego emocional de los espectadores hacia la vecindad del Chavo.

Encuentra las frases más incónicas de Chespirito aquí

¿Qué les parece, Cinéfilas y Cinéfilos? ¿Ustedes van a extrañar al Chavo del 8?

Escrito por:

Entendiendo el legado del Chavo del Ocho

Alejandra Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *