Escrito por:

The Flash 4×16: »Run, Iris, Run»

Luis Mogollón

Analizo historias, escribo críticas y me creo fotógrafo. Venezolano. Si te gusta lo que escribo aquí, puedes encontrar más en mi Instagram.

29 marzo, 2018
|
Escrito por: Luis Mogollón

Sí, ya sé lo que todos están pensando. ¡Los guionistas enloquecieron! ¡La serie ha sido arruinada! ¡The Flash ha saltado el tiburón! Y un largo etc. No es ningún secreto que los shows del Arrowverse acostumbran convertir a cualquiera en héroe, lo cual es bastante molesto. Cuando ya no saben qué hacer con el personaje, le dan poderes y listo. Como ejemplos tenemos a James Olsen, Caitlyn, Laurel. Los tres se volvieron héroes repentinamente los tres igualaron las habilidades del protagonista con facilidad. Pero más importante, los tres han tenido unos resultados mediocres, y solo en los mejores momentos. Con semejantes antecedentes, la premisa de este episodio parecía augurar un desastre inminente. Sin embargo, funcionó mejor de lo que esperaba…

NO ME ODIEN. O al menos, lean mis argumentos antes de odiarme.

Esta semana nos presentan a Matthew Kim, un metahumano que puede quitar y entregar poderes. Es mediante un malentendido con él que la velocidad de Barry termina en Iris. Y la verdad, me parece que con eso empezamos bien. Temía que fueran a crear una situación rebuscada para darle poderes, pero el intercambio ocurre con naturalidad. De hecho, este ocurre en el segundo acto de la historia, así que no había prisa en darle poderes. Eso se debe a que el guion no está enfocado en volverla una superheroína, sino en desarrollarla como personaje. El episodio plantea que Iris ha perdido importancia y lugar en el show, lo cual sabemos que es verdad.

No, CW, esos antifaces no cubren la identidad de nadie. Dejen de pretender que sí.

Fuera del Team Flash, ella no tiene trabajo, amigos o una vida. Así que el capítulo finalmente enfrenta esos problemas, y para el final del episodio, Iris encuentra un nuevo rumbo en su vida. No sé ustedes, pero esto ya era justo y necesario. Cabe agregar que, por primera vez en MUCHO tiempo, a Candice Patton le dan material decente para trabajar. En lugar de siempre llorar o ser solo la novia del héroe, su personaje finamente cobra importancia en la trama. También parece que la actriz se divirtió bastante como superheroína. Por lo que vemos a una Iris más carismática, que tiene un verdadero rol en el guion y tiene un entusiasmo contagioso por sus poderes.

Así que, sí, Iris tiene un rol más activo en la trama y cae bien. Sin embargo, Barry queda mucho más diluido en comparación, lo cual deja en evidencia la incompetencia de los guionistas para manejar a las parejas de estos shows. Mientras Iris atraviesa su propio arco argumental, Barry se queda sin nada que hacer. Casi todo el episodio lo vemos añorando sus poderes, y no hace gran cosa como líder temporal del equipo. Es más, Iris casi muere por culpa de Barry, y la serie lo deja pasar como si nada. Esta parte debieron haberla pensado mejor, porque al fin y al cabo, Barry sigue siendo protagonista del show.

Lo siento, Barry, pero te toca ser la pareja unidimensional de la heroína.

Por otro lado, el episodio tiene la típica fórmula de la serie. Villano semanal, un personaje acomodándose a sus nuevos poderes, y el típico discurso motivador. No solamente es otro episodio de relleno, sino que no ofrece ninguna novedad a una serie que se está volviendo repetitiva. Aunque reconozco Matthew Kim está mejor posicionado en el guion, ya que es él quien detona la trama principal del capítulo. Sin embargo, su adición al Team Flash me preocupa. Si los guionistas ya tenían problemas para manejar a un elenco bastante saturado, dudo que un nuevo personaje les facilite las cosas.

Eh, disculpa, ¿cuál era tu nombre? Eres tan desechable que lo olvidé.

Aquí también continuaron la trama de Wells, quien está desesperado por entender los planes de DeVoe. Wells atraviesa una batalla de intelectos personal contra The Thinker, lo cual le da un desarrollo apropiado. El conflicto de Wells es solo una sub-trama en el episodio, pero funciona bastante bien. Además, esta sub-trama tiene un papel clave en el clímax, por lo que también está apropiadamente integrada en el guion. Sin embargo, Cisco plantea que Wells se está tomando demasiado en serio su batalla de intelecto contra DeVoe, lo cual es un punto interesante. La dupla CiscoWells siempre suele ser entretenida, pero el episodio aprovechó las diferencias entre ambos para crear un conflicto bien equilibrado.

Al final, este resulta ser otro episodio irregular de relleno, pero mucho mejor manejado de lo que esperaba. Ahora Iris tiene un nuevo rumbo que ojalá sepan aprovechar, y el plan de Wells parece haber funcionado, lo cual le daría la ventaja al equipo. Esperemos que la próxima semana, por fin, dejemos de tener capítulos repetitivos y de relleno. Pero por ahora, quédense conformes con saber que este resultó ser un episodio decente, y no un completo desastre.


The Flash puede verse los Jueves a las 21:00 hrs, por Warner Channel.

Escrito por:

The Flash 4×16: »Run, Iris, Run»

Luis Mogollón

Analizo historias, escribo críticas y me creo fotógrafo. Venezolano. Si te gusta lo que escribo aquí, puedes encontrar más en mi Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *