Escrito por:

Zack Snyder’s Justice League: ¿Esta película es la buena?

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

18 marzo, 2021
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
Tras cuatro años pidiéndolo, al fin llega a nuestras pantallas la Justice League de Zack Snyder. ¿Valió la pena esperarla? 

En 2017 una gran cantidad de fanáticos/as del Universo Cinematográfico de DC, esperaban con ansias la primera reunión live action de La Liga de la Justicia. La persona encargada de llevar a cabo este sueño sería Zack Snyder, quien fungía como el director creativo de este mundo. 

Lamentablemente tras el choque emocional que significó el suicidio de su hija: Autum Snyder, el cineasta decidió abandonar el proyecto durante la postproducción, pues como expuso en una entrevista para The Hollywood Reporter, necesitaba vivir su duelo tras la pérdida y acompañar a su familia en el mismo. 

Así Warner Bros comenzó buscar un sustituto y la opción fue alguien que  ya contaba con experiencia en esta clase de reuniones superheróicas: Joss Whedon, el hombre detrás de las primeras dos películas de Los Vengadores

Justice League

El realizador estadounidense volvió a filmar muchas de las escenas y según la intérprete Gal Gadot, la cinta que llegaría meses más tarde al cine apenas contaría con el 10% del material original filmado por Snyder. La recepción del filme por parte de la crítica especializada y las diversas audiencias fue negativa, a tal grado que se cuenta que Christopher Nolan le comentó al realizador estadounidense que ni se le ocurriese ver el largometraje. 

Ante esta situación, diversas personas en redes sociales comenzaron el movimiento #ReleaseTheSnyderCut, en donde le pedían a Warner Bros liberar el corte de La Liga de la Justicia dirigido por el mismo Zack. 

Tras cuatro años de dicha petición y probablemente derivado que en la actualidad no existe una amplia diversidad de blockbusters -consecuencia de la pandemia mundial-, la plataforma de streaming HBO Max decidió estrenar la susodicha película. Y ahora que ha llegado nuestras pantallas, ¿valió la pena esperarla? 

Justice League

Esperanza en la oscuridad 

El relato sigue los acontecimientos de Batman vs Superman, donde tras la muerte del Hombre de Acero, un conquistador planetario conocido como Steppenwolf busca reunir las 3 cajas madres, las cuales son capaces de destruir y crear planetas, además que permitirían el regreso de su malévolo maestro: Darkseid. Razón que lleva a la Mujer Maravilla y Bruce Wayne a conformar un equipo que se interponga ante tales planes, salvaguardando la seguridad del mundo.

Las películas a cargo de Zack Snyder podrán gustarnos más o menos, pero hay algo innegable: su intención autoral en la historias que decide narrar, lo cual no es común en el ambiente hollywoodense donde se desempeña, lo cual se agradece bastante, pues trae consigo una visión que en una primera instancia resulta refrescante a las demás producciones del mercado. 

Su versión de La Liga de la Justicia tiene impregnado su estilo por todos lados: desde el tratamiento temático hasta audiovisual, y una de las virtudes de su sello artístico recae en la conformación de atmósferas que nos hacen sentir parte de un relato épico, característica de la cual somos conscientes desde su trabajo en 300

Tal sensación es edificada mediante diversos aspectos: los diseños de producción irreales con un aspecto cromático saturado en los tonos oscuros, las escenas de acción que intercalan el movimiento de sus protagonistas entre el slow motion y los impactos vertiginosos de sus ataques, filmadas por la simetría del lente a cargo de Fabian Wagner -quien utiliza para la fotografía un aspect radio de 4:3 con claras intenciones de remitirnos a una pintura renacentista-, acompañadas por el estrambótico score de Junkie XL

Probablemente uno de los personajes más beneficiados en el largometraje sea el de Cyborg, quien a diferencia de la versión llevada a cabo por el director Whedon, funge como una de las figuras protagonistas.

Lo cual personalmente me brinda una reflexión terrorífica, sobre como una figura con el suficiente poder, es capaz de dejarte fuera de la industria fílmica si no soportas sus abusos hacía tu persona. Situación que denunció el intérprete de este personaje: Ray Fisher, en contra del cineasta ya mencionado: prácticas que parecía llevar a cabo a lo largo de toda su filmografía, como han expuesto diversas personas que trabajaron con Whedon. 

Pero regresando a la película en cuestión, cada una de las interpretaciones en pantalla cumple con creces, a todos/as se les nota comprometidos/as en dar lo mejor de si, y aunque aparecen muy poco, quisiera destacar el cast de Jeremy Irons como Alfred  y  J.K. Simmons dando vida al Comisionado Gordon, quienes se roban el show en cada escena donde hacen acto de presencia. 

Justice League

De vuelta a los vicios

Aunque la Justice League de Zack Snyder se mueve brillantemente en el terreno de la acción, cuando intenta entrar al thriller mediante conflictos / motivaciones internas de sus personajes, el filme se cae por completo. 

Y gran parte de la responsabilidad recae en el flojo guión de Chris Terrio, el cual narrativamente es un desastre, pues con el afán de intentar cumplir los deseos de las/os fans, busca conjuntar un montón de historias que por si mismas, podrían ser el arco argumental de mínimamente 5 películas diferentes: tenemos la historia de origen y transformación de Cyborg, las preocupaciones familiares de Barry, los conflictos de Aquaman, la amenaza de Steppenwolf y el apocalíptico futuro en que Superman desea asesinar a todos/as. 

Tonalmente el largometraje choca por todas lados, Flash intenta ser alivio cómico a un relato que intenta ser oscuro, pero a la vez es esperanzador con la formación de La Liga de la Justicia, emoción final que se ve transgredida por el epílogo apocalíptico. 

Justice League

La duración de 4 horas del metraje tiene la intención de abarcar todo lo anterior y termina por no enfocarse de manera satisfactoria en ninguna de sus líneas argumentales. Además la división por capítulos no tiene una evolución coherente, al grado que al traspasar la barrera de los cuatro episodios aún continuas en el primer acto de la historia. 

Y temáticamente es una epopeya vacía, lo cual esta bien, no todas las narrativas tienen que ser reflexiones profundas sobre la vida. El problema es que Zack Snyder intenta vendernos lo contrario a través de su estética repleta de simbolismos religiosos, planos contrapicados y sangre salpicada por secundarios, que musicaliza con la obra Leonard Cohen o Nick Cave.

Sus imágenes son un intento fallido de añadir fondo al vacío, su narrativa en esencia busca replicar el impacto y estructura que con mayor tiempo de trabajo, Marvel realizaría en todas las entregas que involucran a Los Vengadores, alejándonse del terreno donde se siente más cómodo su director: la acción. Y entregándonos una Justice League irregular y letárgica

Escrito por:

Zack Snyder’s Justice League: ¿Esta película es la buena?

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *