Escrito por:

13 años de Breaking Bad: ¿Por qué es la mejor serie?

Alejandra Reyes

22 enero, 2021
|
Escrito por: Alejandra Reyes
Breaking Bad se estrenó hace 13 años, pero seguimos disfrutando de los frutos que cosechó y hoy recordamos por qué es una de las mejores series de la historia.

Fue hace más de una década que AMC transmitió el primer episodio del show protagonizado por el queridos actores Bryan Cranston y Araron Paul. Pero su éxito no se quedó solamente en la televisión, la trascendencia y relevancia que ha tomado en los últimos años después de llegar a Netflix nos da el pretexto perfecto para recordar por qué es la mejor serie de la historia.

Breaking Bad

El genio detrás de Breaking Bad

Si algo convirtió a Breaking Bad en lo que es hoy, es la innegable calidad y compromiso que la serie mantuvo desde su episodio piloto y hasta culminar en la quinta temporada. Y eso sólo lo pudo haber hecho la mente detrás de la serie: Vince Gilligan.

Vince Giligan, creador del programa, es reconocido actualmente como un genio. Pero esta gran historia fue rechazada por varias cadenas de televisión antes de llegar a AMC. TNT estuvo a punto de producirla hasta que se negaron por ser demasiada “oscura”. Sin embargo, la confianza de su creador, quien antes dirigió y escribió algunos episodios de shows como The Lone Gunmen y X files, logró llevar a flote su idea.

Te Puede Interesar: ¡Nuestra entrevista a los artistas de WandaVision!

Gilligan estaba tan comprometido con Breaking Bad que, junto con un amigo, pensó que lo llevaría a perder su empleo y que terminaría aprendiendo a cocinar metanfetaminas para venderla en una casa rodante, justo como lo hacía su persona principal. Afortunadamente eso no fue necesario, ya que incluso en su momento, Netflix, que era una plataforma en ascenso, impulsó el show agregándolo casi de inmediato a su catálogo internacional.

Breaking Bad

El gran trabajo actoral

Si bien no podemos imaginar un mundo en donde Bryan Cranston no interprete al temible Walter White, en la época muchos solamente conocían al actor como el cómico Hall en la serie de Malcolm el de Enmedio, cosa que puso en peligro por momentos su participación en Breaking Bad.

Durante un tiempo, se rumoreaba que Matthew Broderick fue en realidad la primera opción para ser Heinsenberg, pero hace poco declaró que nunca se le ofreció el papel. Realmente, no se sabe qué actores estaban en la lista de candidatos, pero el resto es una gran historia: Bryan Cranston ganó tres premios Emmys por una actuación elogiada por todos los matices que demostró hasta el último momento en pantalla como Walter White.

Breaking Bad

Además de Bryan, la serie contó con Aarón Paul en el papel de Jesse Pinkman, el joven adicto, socio y cómplice de Walter, interpretación que le hizo ganar dos premios Emmys. Recordemos también su trabajo protagónico en la película secuela de la serie, El Camino, donde dijo que la confianza que tiene en Vince es tal, que si le llamara para hacer algo más con el personaje aceptaría sin pensarlo dos veces.

La química en pantalla de los dos se terminó convirtiendo en uno de los elementos principales de la serie, traspasando la ficción, ya que los actores han compartido que tienen una gran relación y aprecio mutuo hasta la fecha. Incluso, Paul confesó que nunca había tomado clases de actuación, pero que el hecho de trabajar con Bryan era un aprendizaje constante durante la filmación. Hoy en día son la imagen y socios de una marca de mezcal: Mezcal Dos Hombres.

Pero sin duda, el trabajo de todo el elenco fue muy importante para hacer trascender a Breaking Bad. Ya que también tuvimos increíbles interpretaciones de la mano de artistas como Giancarlo Esposito como Gustavo Fring, Bob Odenkirk como Saúl Goodman y Jonatán Banks como Mike, Su popularidad fue tal, que Odenkirk y Banks regresaron a sus papeles para la actualmente aclamada precuela spin-off de la serie Better Call Saul.

Breaking Bad

Lo Que Pudo Haber Sido

Algo que hubiera cambiado el rumbo de la serie como hoy la conocemos, pudieron haber sido distintas ideas que surgían durante el desarrollo de Breaking Bad.

Una de ellas fue el final de la serie, en la que sus escritores barajearon un par de ideas para su desarrollo. Se pensó que Jesse fuera asesinado por un traficante que terminaría siendo capturado, secuestrado y torturado por Walter en su sótano al estilo de Crazy 8. Eventualmente, lo habría asesinado atando una soga al gatillo de un arma, pero Walter Jr lo había encontrado agonizando, trayendo todavía más horribles consecuencias para Heisenberg.

Pero Gilligan y su equipo no estaban muy convencidos de que ese fuera un buen desenlace. De hecho, hasta el momento en el que Walter instala una ametralladora para terminar con la banda de neonazis que tenían secuestrado a Jesse, realmente no se tenía certeza sobre cómo la iba a usar ni cómo terminaría Breaking Bad. Solamente había una cosa clara: Walter tenía que fallecer.

Breaking Bad

Otros elementos que pudieron haber cambiado el rumbo de la historia hubiera sido la muerte de Jesse al final de la temporada uno, dejando al personaje solo como una introducción de Walter al narcotráfico. Pero esto fue descartado debido al gran trabajo de Aaron Paul al interpretar al problemático chico, quien de haber muerto también hubiera cambiado la trama de la serie.  

Por suerte esta idea se descartó cuando se suscitó una huelga de escritores de la productora durante la filmación de la primera temporada, en la que una de las peticiones fue mantener al personaje con vida. Vince aceptó y el resultado fue para su más grande beneficio. También Gus Fring, pudo no haber sido el villano principal, ya que antes de decidir incluirlo a la serie se planteó que Héctor Salamanca fuera villano en la temporada dos, algo que se descartó, por el deseo de tener a Giancarlo Esposito en el show.

Lo Que Pudo Haber Sido

Sin duda una de las cosas que popularizaron la serie fueron sus escenas climáticas, que dejaban a los espectadores impresionados. Muchas veces, sus finales ameritaban largas discusiones que duraban semanas. Algunas de las que más recordamos son los montajes en los que Walter y Jesse cocinaban metanfetamina en la casa rodante ubicados en el desierto, con el paisaje más icónico de la serie en los que destacan las tomas tan bien ejecutadas a nivel cinematográfico.

También las escenas en las que se hizo uso de efectos especiales, como en la muerte de Gus que terminó con la mitad de su rostro es considerada como una toma impresionante.

La temporada cuatro nos presentó también desesperantes momentos centrados en la lucha por sobrevivir entre Walter y Gustavo. Así como escenas donde una imagen hablaba por sí sola con estupendos detalles, como el cambio en la personalidad de Walter representados por el cambio oscuro de su vestimenta, los colores que denotaban las emociones de los protagonistas y hasta los presagios que la serie mostraba durante su desarrollo.

Breaking Bad

Breaking Bad, lo que fue y su futuro

El estreno del último episodio sorprendió a más de diez millones de espectadores con un aclamado final, siendo tendencia mundial en Twitter aun con la diferencia de horarios en distintos países del mundo. Eso la hizo merecedora a un récord Guinness como la serie mejor valorada de la historia, convirtiéndose, hasta el momento, en la serie que más repeticiones ha tenido en la televisión.

Por supuesto, este éxito fue aprovechado por Vince Giligan y su socio Peter Gould, quienes ya habían decidido que tenían que hacer más con Breaking Bad, como un spin-off centrado en el abogado de Walter y Jesse Saul Goodman. Inicialmente, esta historia se pensó como una comedia de media hora en la que veríamos al personaje lidiando con particulares clientes que buscaban su asesoría en turbias situaciones. Y Better Call Saul repitió el éxito de su antecesora, pues nos dejó un drama magistral del cual todavía estamos esperando su sexta y última temporada.

Y también tenemos que hablar sobre la genial secuela “El Camino”, que cerró la historia de Jesse Pinkman y fue un nada despreciable epilogo para la serie, dejándonos una digna secuela de la serie.

A trece años de Breaking Bad, una de nuestra serie preferidas y todavía nos falta terminar de descubrir los secretos de Better Call Saul, pues se dice que el final servirá como un punto de conexión entre ambos shows y se rumoran los posibles cameos de Walter y Jesse, por lo que aún nos queda una historia más de este brillante universo que tuvimos la fortuna de disfrutar de la mano de comprometidos creadores.

¿Qué opinan Cinéfilas y Cinéfilos? ¿Cuántas veces han revivido Breaking Bad?

Escrito por:

13 años de Breaking Bad: ¿Por qué es la mejor serie?

Alejandra Reyes

Una Respuesta a “13 años de Breaking Bad: ¿Por qué es la mejor serie?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *