Escrito por:

Adiós, idiotas: Una comedia con mensaje

Alejandra Reyes

17 octubre, 2021
|
Escrito por: Alejandra Reyes
Adiós, idiotas es un filme francés dirigido por Albert Duppontel que combina comedia, drama y nostalgia con una historia que reúne a tres personajes en busca del sentido de la vida

Adiós, idiotas juega con un guion que recorre tres momentos importantes en la vida de Suze Trapper, JB y el señor Blin. La primera, una estilista que a sus 43 años recibe la noticia de encontrarse gravemente enferma y con poco tiempo de vida; el segundo, un genio informático a quien han removido de su actual puesto de trabajo para contratar a un profesional más joven, y un veterano que lucha constantemente con su pánico a la policía y que además es ciego.

¿De qué va?

El filme comienza con un recuerdo de Suze luego de enterarse de que morirá; durante su adolescencia y un desenfrenado amor, quedó embarazada de su novio y sus padres la obligaron a entregar a su bebé, perdiendo pista del mismo. Ahora, encontrarlo para saber qué fue de él, se vuelve su único deseo antes de partir de este mundo.

Por otro lado, JB, el brillante y solitario informático que pasa horas demostrando su potencial, recibe la noticia de que deberá preparar a un nuevo chico para que ocupe su lugar de trabajo; al sentirse traicionado y rebajado, pierde las ganas de vivir y prepara su suicidio.

¡Todo lo que DC FanDome nos reveló sobre el futuro del DCEU!

Adiós idiotas

Suze quiere encontrar a su hijo, y al parecer, el único que puede ayudarla es JB. El destino cruza sus caminos el día en que JB decide suicidarse en su propia oficina, donde Suze continua su búsqueda.

Luego de un disparo fallido que hiere a uno de sus compañeros de trabajo, todos los empleados empiezan a evacuar la oficina donde la única que queda dentro es Suze, descubriendo que JB, es trabajador del área interna donde se encuentran resguardados los registros de los nacimientos anónimos. Pero esto no será suficiente.

El desarrollo de un final anunciado

Después del fallido intento de JB por acabar con su vida, queda atrapado en la oficina de donde Suze lo rescata, llevando consigo el video que JB grababa explicando por qué se quitaba la vida, mismo, que resulta en la única evidencia que podría librarlo de ir a prisión por el atentado que provocó accidentalmente.

Suze le explica por qué necesita de su ayuda, pero JB no acepta de inmediato, pues en realidad no tiene acceso a la información que ella busca. Más tarde, al verse prófugo de la justicia, JB regresa para aceptar un trato con Suze, donde acuerdan que si él la ayuda a encontrar a su hijo, ella le regresa el video que podría salvarlo de ir a prisión.

Durante su búsqueda conocen al señor Blin, un archivista ciego que los ayuda a encontrar la información que Suze necesita. Después de lograr su cometido, Suze decide dar un paso más e ir en busca de su hijo, pues ha descubierto que Adrian, se convirtió en un joven informático con mucho talento.

En la aventura la acompañan JB y el señor Blin, quien e dos ocasiones los ayuda a huir de la policía que los persigue.

Una Tragicomedia Diferente

Cuando Suze mira por primera vez a su hijo, está dispuesta a irse para siempre. Pero JB descubre algo más, que Adrian no está bien, porque está enamorado, y describe un futuro conocido, que advierte a Suze de hacer algo más por su hijo.

Suze, JB y Blin ayudan a Adrian a conocer a la chica a quien le escribe poemas, a través de un orquestado e improvisado plan que con ayuda de los conocimientos informáticos de JB, logran juntarlos en un elevador, donde al quedar atrapados, Suze decide hablarle por el micrófono, confesarle su amor de madre y motivándole a seguir a su corazón.

Después de una romántica escena, JB y Suze continúan escapando, mientras la salud de ella empeora, la policía los encuentra y Suze toma la decisión de entregarse, aunque solo es una víctima, acompaña a JB hasta el momento en que se toman de las manos, JB le confiesa que se ha enamorado de ella y seguido de un beso, se despiden con la frase “Adiós idiotas” y mueren a manos de la policía.

Adiós, idiotas es una tragicomedia ligera pero diferente, pues nunca te esperas el acto siguiente, lo que la vuelve una historia única y llena de momentos de los que puedes llevarte un mensaje personal de la mano de cada personaje.

¿Qué opinan cinéfilos y cinéfilas? ¿Se atreven a ver una comedia diferente?

Escrito por:

Adiós, idiotas: Una comedia con mensaje

Alejandra Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *