¿Shakespeare cambió las romcoms para siempre?

Las guionistas de 10 Things I Hate About You están convencidas de que las obras de Shakespeare reavivaron las romcoms en el cine.

En este artículo:

  • Las guionistas de 10 Things I hate about You están seguras que las obras de Shakespeare cambiaron las comedias románticas para siempre.
  • Aseguran que su estilo e historia es tan duradero, que las películas que se basan en ellas siempre son grandes éxitos.
  • Ellas están seguras que la cinta de Heath Ledger marcó un antes y un después en Hollywood, y éxitos como Anyone But You parecen confirmar su teoría.

El drama adolescente de 1999, 10 Things I Hate About You, escrito por Karen McCullah y Kirsten Smith, está ligeramente basada en The Taming of the Shrew de William Shakespeare, una obra literaria que cuenta la historia de dos hombres que compiten por la mano de Bianca, una mujer de una familia millonaria, con una hermana con pocos pretendientes.

La cinta fue un éxito en taquilla y catapultó las carreras de Heath Ledger, Julia Stiles, y Joseph Gordon Levitt. 25 años más tarde, la cinta Anyone But You, protagonizada por Sydney Sweeney, Glen Powell y basada en el clásico de Shakespeare Much Ado About Nothing, se convirtió en uno de los primeros grandes éxitos de 2024.

Aunque en esta época es normal que Hollywood trate de sacarle provecho a grandes propiedades intelectuales de videojuegos, libros de fantasía o cómics, puede pasar desapercibido el hecho de que las obras de Shakespeare son tan redituables para Hollywood.

Shakespeare
Copyright © Walt Disney Studios.

Shakespeare es el futuro de las romcoms

Cuando 10 Things I Hate About You se estrenó el 31 de marzo de 1999, debutó en el puesto número dos detrás de The Matrix y obtuvo críticas en su mayoría positivas, lo que la llevó a convertirse en un clásico del género romántico. Sin embargo, poco se habla sobre su legado más duradero: la tendencia que generó para adaptar otras adaptaciones modernas de Shakespeare

Según sus guionistas, cuando presentaron la idea de la película al estudio, simplemente tenían en mente la adaptación de la obra clásica, sin ninguna intención de convertirla en una IP. Pero ahora que la mayoría de las cintas hollywoodenses se basan precisamente en adaptaciones de grandes obras, parece que las historias de Shakespeare tienen más potencial de lo que pensamos. “Tuvimos suerte de estar en los primeros días de esto”, dice Smith en una entrevista con EW. “¿Me atrevo a decir, pioneras?”. 

Si bien antes de 10 Things I Hate About You, ya existían adaptaciones de Shakespeare como Romeo y Julieta, la idea de una comedia romántica contemporánea derivada de una obra de Shakespeare era bastante inusual, pero Smith y McCullah encontraron que The Taming of the Shrew tenía una premisa bastante atractiva para el publico adolescente.  

“Fue una búsqueda exhaustiva, tratando de encontrar un mito, un cuento de hadas, una fábula, lo que fuera. Íbamos a librerías, mirábamos bibliotecas, leíamos CliffsNotes y hacíamos todo tipo de cosas lindas y anticuadas como esas”.

Karen McCullah

A partir de ahí, ambas escribieron una versión más actualizada de la obra del autor clásico, además de que también recurrieron a otros textos de Shakespeare para tener más referencias. “Tenía un libro grande de sonetos de Shakespeare que repasé con un marcador”, detalló McCullah. “Simplemente tomaría ciertos giros de frase que usó y los agregaría al diálogo”.

Shakespeare
Copyright © Walt Disney Studios.

¿10 Things I Hate About You cambió las comedias románticas para siempre? 

Debido al éxito de 10 Things I Hate About You, el estudio Miramax le pidió al guionista R. Lee Fleming Jr. que a su película Get Over It le agregara mas influencia shakesperiana, así que tomó la obra literaria de A Midsummer Night’s Dream para transformarla.“Empecé a escribir Get Over It en la universidad, como originalmente se llamaba Getting Over Allison”, explicó Fleming. “No había Shakespeare, no había ningún elemento musical, nadie estaba montando un espectáculo. Era simplemente una comedia adolescente sencilla”.

Sin embargo, aunque Get Over It no fue tan popular como 10 Things I Hate About You, McCullah y Smith volvieron a ser contactadas por Paramount para escribir nuevos borradores de She’s the Man (2006) con la única intención de darle un toque shakesperiano. “No nos dimos cuenta de que estábamos entrando en una pequeña mini industria artesanal, pero estoy muy orgullosa de la forma en que lo hicimos”, dice Smith. “Éramos sólo dos chicas que intentaban abrir las puertas y escribir una gran comedia para adolescentes”. 

Ahora, veinte años después, parece que las generaciones que crecieron con  10 Things I Hate About You, están elaborando sus propias adaptaciones, entre ellas Ilana Wolper, quien coescribió Anyone but You con el director Will Gluck, quien basó la nueva comedia romántica en Much Ado About Nothing y su interés en Shakespeare comenzó precisamente con los guiones de McCullah y Smith.

Anyone but You protagonizada por Sydney Sweeney y Glen Powell el año pasado, logró recaudar más de 200 millones de dólares en taquilla y críticas positivas, de manera que la influencia y visión de McCullah y Smith sigue rindiendo frutos en el cine de romance. “Definitivamente me enamoré de Shakespeare por películas como esa”, dijo Wolper. “Son historias clásicas, son tramas originales. Son muy, muy simples y funcionan. Es emocionante tener el material original como algo que se estableció hace mucho tiempo y crear algo que mejore su comprensión”.

Shakespeare
Copyright © Sony Pictures.