DC Cómics: ¡Escritor le declara la guerra a la compañía!

Bill Willingham acaba de poner en el dominio público la exitosa saga de cómics Fables en represalia a los malos tratos de DC Cómics.

En este artículo: 

  • Bill Willingham denunció que DC Cómics ha incumplido en varias ocasiones con su contrato, por lo que decidió poner en dominio público la exitosa saga de Fables. 
  • Fables ha sido uno de los cómics más longevos e interesantes que se han publicado en las últimas dos décadas. 
  • DC Cómics aseguró que la compañía tiene todos los derechos sobre la propiedad intelectual, por lo que este conflicto podría escalar más allá de la denuncia del autor.

Cuando hablamos sobre DC Comics, tal vez nos vengan a la mente los intensos cambios que ha tenido la franquicia en su universo cinematográfico. Se habla de James Gunn y Peter Safran, del nuevo Superman, de los fracasos de The Flash, Black Adam y Shazam 2. Se habla de David Zaslav y su plan de 10 años. 

Pero poco se habla de la división formal de DC Comics, la compañía editorial que inspira las historias que vemos en pantalla. 

Y aunque no se ha reportado tanto, DC Comics ha pasado por grandes reestructuraciones que han afectado a varios de sus artistas. Y por eso, el legendario escritor Bill Willingham le acaba de declarar la guerra al estudio, asegurando que pondrá su historia en el dominio público. 

DC Cómics
Copyright @ DC Comics

¿Qué pasó con DC Comics y por qué se pelea Bill Willingham? 

Bill Willingham es mejor conocido por haber creado la saga de cómics Fables, una exitosa historia que se publicó de 2002 a 2015 bajo el sello editorial de Vertigo, la línea de cómics “maduros” de DC Cómics. 

Willingham sorprendió recientemente a la prensa asegurando que se había desencantado tanto con el trabajo de DC Cómics, que decidió liberar a Fables en el dominio público, de manera que ahora cualquier persona podría crear nuevas historias con sus personajes y lucrar con ellas. 

A través de una extensa entrada en su blog personal, Willingham aseguró que lleva años peleando con DC Comics por diferentes motivos. El escritor acusó a la compañía de no pagarle las regalías adecuadas o lo excluía de decisiones sobre la re publicación de sus cómics. 

Willingham también denunció que DC Cómics ha tratado de esconderle la venta de la licencia a otras compañías, que “podrían alterar radicalmente la historia o los personajes”, ya que no se contempló en su acuerdo inicial. También denunció que el escritor envió nuevos guiones “hace 2 años” para una nueva historia de Fables, la cual no se ha puesto en marcha.

Incluso, el escritor detalló que, para el 20 aniversario de Fables, DC Comics intentó contratarlo “de manera freelance” para crear una historia conmemorativa, lo cual habría hecho que contractualmente la historia le perteneciera enteramente a la compañía. “Intentaron utilizar un recoveco legal para quitarme la propiedad, y cuando les corregí, simplemente me dijeron que creían que les pertenecían todos los derechos” sentenció el escritor. 

“Como no puedo costear una demanda contra DC Cómics para que respeten los largos acuerdos que hemos tenido […] decidí tomar otra ruta: la única cosa que sus abogados no pueden apelar, modificar ni reinterpretar para su beneficio es que yo soy el dueño de la propiedad intelectual. 

Así que decidí dársela a todo el mundo. Como no puedo evitar que Fables caiga en malas manos, al menos me puedo asegurar de esta manera que también llegue a muchas buenas”. 

Bill Willingham

Aunque Willingham asegura que él es dueño de la propiedad intelectual, DC Cómics ya respondió con una opinión muy diferente. 

DC Cómics
Copyright @ DC Cómics

¿La pelea entre DC Cómics y el escritor empeorará? 

Días después de las publicaciones de Willingham, DC Cómics respondió con un comunicado en donde aseguran que ellos tienen el control absoluto de la propiedad intelectual. “DC se reserva todos los derechos y tomará todas las acciones que considere correctas y necesarias para proteger sus derechos de propiedad intelectual”. 

Las cosas se pueden complicar ya que existe evidencia escrita que asegura que Willingham es el verdadero poseedor de la propiedad intelectual, y parece que el escritor está dispuesto a pelear por ello, pues en su entrada ya había comentado sobre la posible respuesta de DC Cómics. “Ya está hecho, y como muchos/as expertos/as les dirán, lo que se hizo no se puede deshacer”. 

De acuerdo con el escritor, él tiene los derechos de Fables, y DC Cómics simplemente tiene los derechos de exclusividad para publicar sus historietas. 

Las cosas se complican porque Fables realmente se basa en personajes de cuentos que ya están en el dominio público en primer lugar, como Blancanieves, Caperucita Roja o Ricitos de Oro y los 3 Osos. Pero bajo la lógica de dominio público, en teoría cualquier persona podría hacer uso de las versiones que creó Willingham de estos personajes, aunque seguramente DC tiene protegida la licencia de Fables como marca, de manera que no se podría lucrar ni sacar en circulación cómics con el eslogan de “Fables”.

Vertigo, la línea editorial original que publicó Fables, fue desmantelada en 2020 y se sumó simplemente a la división de DC Cómics. Y después de la fusión de Warner Bros y Discovery, se rumoró que también se hicieron fuertes cambios en la línea editorial y rondas de despidos. 

De hecho, Willingham habla de esto en su carta, mencionando que antes tenía acuerdos que eran respetados, pero que ahora DC Cómics se ha vuelto una compañía sin corazón sin respeto por sus artistas. 

“DC Cómics era administrado por hombres y mujeres de buen criterio y con ética. Esas personas han sido reemplazadas a lo largo de los años, dejando a DC en manos de personas con poca idea, pocas éticas, y nula ética”. 

Bill Willingham

Estas ideas las comparte también Alan Moore, creador de historias como Watchmen y V de Venganza, quien ha acusado a DC Cómics de simplemente tomar sus historias y apropiarse de ellas. 

No sabemos si este problema aumentará y será llevado a juicio, pero por lo pronto, sirve como denuncia sobre las malas prácticas que tiene DC Cómics con sus artistas. 

DC Cómics
Foto: DC PR | Vía Bleeding Cool