Escrito por:

¡Ánimo juventud!: La esperanza del cambio

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

23 septiembre, 2021
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
Conversamos con el director y elenco de ¡Ánimo juventud!, ¿Qué nos dijeron? 

¡Ánimo juventud! es una película dirigida por Carlos Armella que nos narra la historia de cuatro jóvenes que se rebelan ante el mundo adulto: Pedro (Iñaki Godoy) inventa un lenguaje propio y se niega a comunicarse con los/as demás de otra manera, Dulce (Daniela Arce) brinda amor como oposición a las dinámicas de abuso, Martín (Rodrigo Cortés) se dignifica mediante el aprecio personal, y Daniel (Mario Palmerin) se enfrenta a la corrupción imperante en el país.

Los diversos relatos se intercalan en el montaje forjando una narrativa de antología que explora diversas caras del mismo universo, sin embargo Carlos Armella confiesa que su idea inicial era contar la historia de Martín, pero como la “fui desarrollando apareció el personaje de Dulce, Pedro y Daniel, me percaté que había cosas muy interesante allí que se fueron complementando.” 

Al respecto Daniela Arce rescató la importancia de la representación de varias perspectivas en una historia y en el cine en general, pues así “todos/as podemos sentirnos identificados/as.”

Creando un lenguaje

Quizá uno de los apartados que más llame la atención de las audiencias mexicanas con respecto a ¡Ánimo juventud! es el lenguaje que Pedro usa a lo largo del filme, idea que según Carlos Armella surgió “de cuando eres adolescente y haces el juego de hablar con la f para que no todo el mundo te entienda pero tus amigos si.”

Posterior a que la semilla fuera plantada el cineasta quería que el susodicho personaje llevará ese juego más lejos “hasta sus últimas consecuencias”, por lo que comenzó a planear la estructura y lógica que tendría el mismo, lo que le llevó a estudiar “cómo se crean lenguaje para cine y televisión, porque hay gente dedicada a esto en producciones como El Señor de los AnillosGame of Thrones. Quería que se sintiera como algo que si existe sólo que yo no lo conozco.”

Posterior a la investigación el cineasta decidió que el lenguaje tenía que sonar similar al español, pues “la intención es que Pedro lleva unos días hablándolo y nadie se había dado cuenta.” Pensamiento al cual siguió la estipulación de reglas gramaticales que dieron vida a un “lenguaje inclusivo que no hace distinción entre sustantivos y adjetivos, no hace distinción en género, que me parece es parte del discurso de las nuevas generaciones, tratar de igual a hombres y mujeres.”

¿Cómo comunicarlo?

Ya creado el lenguaje la tarea fue “¿Cómo comunicárselo a Iñaki? Que fue parte del proceso del casting. Quería a alguien que dijera algo que no entendía pero que no se tropecera al pronunciarlo, y además pudiera tener la expresión corporal y facial necesaria para cada escena la que participa.”

Ante esto Iñaki Godoy confesó que fue un “reto aprenderse las palabras con la pronunciación y ritmo que se necesitaba para que se sintiera fluido”, aunque admitió que el reto más gran fue “encontrar la manera en que la gente entendiera mis ideas y sentimientos sin poder usar palabras entendibles.”

Ánimo juventud

Sobre el soundtrack

Definitivamente otro de los aspectos fuertes de ¡Ánimo juventud! es el soundtrack de la misma, el cual posee aportes de artistas como Paulina SotomayorSantiago Casillas de Little JesusMadame Recamier, Israel de Belafonte Sensacional, entre otras/os, pero ¿cómo se logró acumular toda esta cantidad de talento? 

Carlos Armella nos narró que todo comenzó cuando Carlos Mier y su proyecto The Morck Project se unieron a la producción: “Yo ya había trabajado con él en cortometrajes y mi película anterior (En la Estancia). Tenemos una excelente comunicación y desde el guión comenzamos a pensar en la instrumentalización y entidad musical de cada personaje. Teníamos claro que queríamos colaboraciones con otros artistas porque la película es coral en su dramaturgia.” 

Así los susodichos comenzaron a arrojar y rebotar ideas de las cuales surgieron posibles colaboraciones, las cuales se volvieron realidad Mono Music se suma al proyecto y contactan con todo el talento, trabajo de donde destaca una canción de Dulce María que “contrapuntea muy bien con una escena de la película”, y el labor de dos chicos que realizan beatbox: “cuando escuchas el soundtrack quizá no los distingas pero están en todo y realizan una serie de sonidos que nos sorprenderíamos de conocer que fueron creados sin instrumentos.”

Sumado a lo anterior el cineasta menciona que la música tiene una gran importancia en su trabajo hasta el grado de que la misma llega a marcar el ritmo del filme, y en el caso específico de ¡Ánimo juventud! ayuda a suavizar las transiciones entre relatos. Además el realizador mexicano admite que le encantaban “esas películas que veía de adolescente que de repente sacaban el soundtrack. No nada más para rellenar imágenes, sino para ponerlo en el coche, escucharlo en mi casa, que funciona por si solo.”

¿Alguien más para el soundtrack?

Ya inmiscuidos en la temática del soundtrack del filme, cada integrante del elenco nos reveló su canción favorita del mismo y que otra banda hubieran invitado a colaborar. 

Daniela Arce fue la primera en alzar la voz y señalar a Cdmx como su composición favorita, a la vez que le hubiera gustado que bandas de rock alternativo como Margaritas PodridasHombre Nutria participaran en el proyecto, mientras que la pieza musical favorita para Mario Palmerin fue Quemar la Noche y él hubiera llamado a Molotov, a lo que añadió que el hecho de que una película tenga su soundtrack “le da un plus muy cañón. Me acuerdo que de chiquillo iba a Youtube y le ponía: ‘Película tal, soundtrack’, y te salía toda la lista, eso está muy cool.” 

Por otro lado Rodrigo Cortés hubiera añadido algo de salsa: “como algo de Willie Colón, que me mueva el alma, corazón, y me llene de alegría”, a la vez que Iñaki Godoy confiesa que su canción favorita fue Mente Modo Avión: “la puse cuando me estaba bañando el otro día”, además de mencionar que le hubiera gustado escuchar alguna composición de Los Bunkers o los Ángeles Azules en el largometraje.

Ánimo juventud

¿Cómo empoderarnos?

¡Ánimo juventud! es una película que busca hacer honor a su título y empoderar a los/as jóvenes frente a los difíciles tiempos que enfrentamos como sociedad, pero ¿qué acciones realizan sus protagonistas en la vida real para dignificarse? 

Para Mario Palmerin la respuesta se encuentra en la meditación y reflexiona: “Te dicen mucho que utilices el realismo, pero si hacemos uso del mismo jamás vamos a salir de donde estamos. Es bueno soñar y desear, todos tenemos derecho a tener día malos, pero hay que darte ese empujoncito para que tengas ánimo y las cosas se den de mejor manera.”

Por otro lado para Daniela Arce una de la herramientas que más le ha ayudado es la escritura: “hacerme mi diario y libreta de aventura y vida. Tomar fotos y escuchar la música que hacen mis amigos/as, me ayudan a sentir que no estoy sola con mis sentimientos.”

Ante la situación Rodrigo Cortés opta por hablar consigo mismo y brindarse ánimos al espejo: “Me digo ‘Fue un mal día. Va a ver otro mejor.’” Y finalmente Iñaki Godoy encuentra su empoderamiento en la gente: “Aquella que me saluda en el elevador me pone de buenas, gente así hay en todo el mundo, me dan ganas de seguir adelante.”

Desde hoy ¡Ánimo juventud! se puede observar diversos complejos cinematográficos de México.
Ánimo juventud
Cinéfilas y cinéfilos, ¿Qué les pareció ¡Ánimo juventud!?

Escrito por:

¡Ánimo juventud!: La esperanza del cambio

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Una Respuesta a “¡Ánimo juventud!: La esperanza del cambio”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *