Escrito por:

The Walking Dead 8×14: «Still Gotta Mean Something»

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

3 abril, 2018
|
Escrito por: Rafael Lechado

-Fueron como 40 minutos de bostezos y el resto semi-interesante.


Es difícil realmente ver The Walking Dead sin que los párpados se vayan cerrando automáticamente por lo aburrido que es. Así fue lo que nos entregaron en «Still Gotta Mean Something«, episodio 14 de su 8va temporada.

No hay que negar que hubo dos o tres momentos interesantes y que tienen elemento sorpresa; aspecto que parecía ya haberse fugado de esta serie. Aún con eso, es imposible no reconocer que es tedioso terminar de ver un capítulo. Fueron como 40 minutos de bostezos y el resto semi-interesante.

Ya nos habían anticipado que a diferencia de la temporada anterior, en esta no iban a ser episodios dedicados a un solo personaje. Y eso está bien, lo malo es que dediquen demasiado tiempo a ser redundantes. Ese es lo que tenemos con Morgan… Sí, ya sabemos que está loco y alucina, ¿para qué repetirlo tanto?. Es cansado verlo divagar en lo mismo y lo mismo.

Lo peor es que desperdicia tiempo aire y de los personajes que lo rodean. Salió con Carol al bosque a buscar a Henry (ese niño molesto) y Morgan lo vio en su versión «fantasma». Carol sabe que está medio demente y quiere ayudarlo… ¿cuántas veces veremos eso mismo?

Luego se va con Rick, quien se ha vuelto en un verdadero villano (un giro que sí aprecio en la serie). Está interesante que el protagonista se haya vuelto despiadado en castigar a los «enemigos». Lo de él y el del palo ultra filoso (nótese el sarcasmo) es una cacería de Saviors sin mucha justificación.

Ok, es cierto que esa gente también es malévola; pero no es motivo para que los vayan a asesinar solo por haber escapado de Hilltop. De igual forma ellos parten y se adentran al bosque, únicamente para ser sorprendidos y capturados.

La cosa es que ya estando amarrados en una especie de almacén, Rick pide que lo liberen… Para eso da su palabra de hombre, y su palabra «debe significar algo». Cuando son liberados ayudan a los Saviors a matar una horda de walkers, solo para que luego los traicionen y acaben con cada uno de ellos. Una matanza a sangre fría.

Esto no es raro en el que ve alucinaciones, pero en Rick sí nos muestra que la barra moral de este hombre ha bajado muchísimo. Y por ahí tenemos el elemento rescatable de la serie…

Lo de la moralidad parece haber trascendido a un plano superior. La muerte de Carl y su mensaje de buscar un equilibrio; el cambio que a poco estamos viendo en Negan y la presencia de Georgie. Todos ellos sirven para ayudar a un guión que parece puede rescatarse si hacen bien su trabajo los escritores.

Pero no… a pesar que vimos un lado sensible de Negan cuando estaba siendo prisionero de Jadis en el basurero, cómo salió de esa situación fue totalmente ridículo. Escenario: Él amarrado a una carretilla, cerca de ahí un bote listo para ser prendido en fuego junto con Lucille; mientras, Jadis tiene amarrado un walker de esos rarísimos para… ¿asustar a Negan? Matarlo no estaba en sus planes.

Y de la nada, Negan aún amarrado y de espalda al piso, logra conseguir una pistola y una bengala. ¡Ah si! Y unas fotos que son preciadas para Jadis, por lo que ya tiene carta para negociar. Lo libera y deja el bate en paz o quema las queridas fotografías. WTF! Ya ni se esfuerzan en hacer sentido a las situaciones de «tensión».

Lo importante de esa ridiculez fueron dos cosas: Negan diciendo que Lucille es lo único que tiene recuerdo de su esposa; además de la presencia de un helicóptero del que Jadis parece saber todo. Ese misterio sí que intriga ¡pero cómo cuesta para que lo avancen!

Al final Negan sale de ahí y no le hace nada a Jadis. Este hombre es malo pero sí mantiene su palabra. Después se encuentra a alguien que no sabemos quién es y regresa a su base. El destino de Simon está a punto de terminarse seguramente.

Por su parte Carol logra el rescate de Henry y pues, parece menos obsesionada con la muerte. Daryl sigue siendo un personaje sin sentido y lo de Tara está solo para que Norman Reedus tenga algo de diálogo.

Faltan dos episodios para que termine la temporada y puede que la cierren bien aunque es poco probable. Lo que sí avanzó fue que Daryl y Rosita están decididos a matar a Eugene… ojalá se cumpla por fin que vayan eliminando personajes innecesarios. Solo queda cruzar los dedos.

Escrito por:

The Walking Dead 8×14: «Still Gotta Mean Something»

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *