Escrito por:

Desaparición en el Hotel Cecil: ¿Un documental fallido?

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

15 febrero, 2021
|
Escrito por: Mónica Castellón
Desaparición en el hotel Cecil es una docuserie que puede captar la atención de los amantes del verdadero género del crimen. Pero, ¿funciona para todo el público? 

Desaparición en el hotel Cecil, es la nueva serie documental que explora la muerte de la joven Elisa Lam en el famoso establecimiento de Los Ángeles. La estudiante canadiense llamó la atención luego de desaparecer y ser encontrada muerta en un tanque de agua. El caso, hasta el día de hoy, sigue siendo un misterio. 

Alojada en el Hotel Cecil, Elisa, de 21 años, desapareció misteriosamente en febrero de 2013, dejando en el lugar todas sus pertenencias y documentos. Su último registro en vida, fue visto a través por las cámaras de seguridad de uno de los ascensores del edificio, la mostraba agitada, mirando el pasillo y gesticulando frenéticamente, como si se escondiera de alguien. En ese momento (y hasta la fecha), los videos se volvieron virales en las redes sociales por el comportamiento extraño de la joven.

Días después, su cuerpo fue encontrado flotando en uno de los tanques de agua del hotel, sin signos de violencia y en circunstancias inusuales que sirvieron para alimentar teorías de conspiración sobre lo que le había sucedido a la estudiante, un misterio que aún no se ha resuelto.

Desaparición en el Hotel Cecil

El Hotel Cecil

La investigación del documental se mezcla con la historia del hotel, inaugurado con gran entusiasmo a principios del siglo XX (y marcado desde el principio por una serie de actos violentos, suicidios y muertes misteriosas) y luego, simultáneamente con la decadencia por el área de Downton de Los Ángeles, que pronto cayó en desgracia y se convirtió en un refugio para asesinos e indigentes en unas pocas décadas. 

A partir de entrevistas con empleados, otros huéspedes del hotel y algunos de los investigadores del caso, la producción de Netflix dirigida por Joe Berlinger (Ted Bundy: durmiendo con el asesino) busca comprender la misteriosa muerte de Elisa, además de retratar la historia marcada por hechos macabros en el establecimiento. 

Ya con experiencia en retratar casos individuales de delitos notorios y criminales, esta será la primera vez que Joe explora los roles que desempeñan ubicaciones específicas en estos eventos. Por lo tanto el Hotel Cecil será solo el primero de varios lugares que se visitarán en las temporadas de la serie. 

Desaparición en el hotel Cecil

El misterio del caso 

Una parte central del documental son los detectives de internet que encontramos en la historia, esos investigadores aficionados apasionados por el verdadero crimen que se reúnen en sitios, foros y canales de YouTube dedicados a los casos sin resolver más controvertidos, personas que a menudo desarrollan una pasión por resolver el caso, sin embargo, se alejan cada vez más de la realidad para conducir al terreno de las teorías de conspiración. 

En la búsqueda de un culpable a toda costa pasarán de imaginar conspiraciones gubernamentales, temas sobrenaturales y poner como culpable a un cantante mexicano de heavy metal por pasar unos días en el hotel un año antes de la muerte de Elisa debido a sus canciones con contenidos macabros.

El hallazgo del cuerpo en los tanques de la azotea del hotel, no calma su necesidad de verdad, sino que la alienta, empujándolos a buscar pistas sobre la identidad de un posible asesino, porque la posibilidad de que sea un accidente es ni siquiera considerado.

Desaparición en el hotel Cecil

¿Vale la pena verlo?

Esta historia da origen a un fenómeno mundial que ve el florecimiento de múltiples teorías y muchas fantasías para los entusiastas de lo paranormal. En YouTube, se ve, comenta y analiza millones de veces el video. Incluso Ryan Murphy se inspiró en este caso para la historia de la quinta temporada de American Horror Story: Hotel.

Lo malo de la serie, es que le sobran varios episodios, se vuelve muy repetitiva y tediosa en algunas partes. Por otro lado, se inserta el número adecuado de aportes y testimonios, capaces de delinear la situación de forma completa, pero la presencia constante de reconstrucciones, que ya se habían visto en el anterior capítulo, terminan por desesperar. 

Aunque, si eres fan de las historias de misterio, el documental te puede resultar llamativo ya que constantemente están sugiriendo muchas alternativas sobre la resolución del caso. 


¿Qué opinan cinéfilas y cinéfilos? ¿Les gustó el reciente documental de Netflix?

Escrito por:

Desaparición en el Hotel Cecil: ¿Un documental fallido?

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *