Escrito por:

Top 10 momentos incómodos en los Oscar

Pato Benitez

Mexicana, lunática, productora, loca, viajera, apasionada del cine, las series y los libros impresos.

29 enero, 2018
|
Escrito por: Pato Benitez

Hay una fecha que los fanáticos del cine esperamos cada año y es la entrega de los ¡Premios Oscar!

Este 2018 ya han sido mencionados los nominados. Ya corren las apuestas; Jimmy Kimmel debe estar preparando su monologo, buscando mejorar el del año pasado; las mujeres eligen sus vestidos (evitando todos los “Marchesa”); los hombres piensan si negro o azul marino será su color de esa noche. Y todos los cinéfilos sabemos que el próximo domingo 4 de marzo, no estamos para nadie.

Los Premios Oscar son la fiesta del cine, la gran celebración que, como cualquier evento, tiene sus momentos incómodos.

Aquí les recordamos algunos de años anteriores:

 


10. La Felicidad manifestada en saltos (1999)

En 1999 la película “La Vida es Bella” tenía siete nominaciones a los Premios Oscar, lo cual evidentemente era mucho más de lo que el director, guionista y protagonista Roberto Benigni había imaginado, se llevó tres estatuillas en las categorías de Mejor película extranjera, Mejor Música original y Mejor Actor.

Al escuchar su nombre por tercera vez saltó, corrió, gritó, río, lloró y hasta besó varias veces a Sofía Loren. Todo esto mientras personalidades como Gwyneth Paltrow, Steven Spielberg y muchos más lo miraban sorprendidos y entre risas.


9. Siempre hay que tener un discurso preparado (1999)

Gwyneth Paltrow con toda su simpatía y belleza recibe entre lágrimas el premio a la Mejor Actriz por su papel en “Shakespeare in Love” en el año 1999. Ya era tarde, incluso Jack Nicholson comento cuando presento a las nominadas “Si lo sé, están cansados y por eso no hablaré mucho”. Pero la Srita. Paltrow tenía otros planes en mente y habló, lloró, mencionó y agradeció por cerca de 10 minutos!!!


8. En las alfombras rojas suelen pasar cosas muy extrañas, MUY. (2001)

El vestido que uso  Björk en esta edición de los Premios Oscar, no es solo uno de los conjuntos de alfombras más emblemáticos de la historia, sino también entre los más criticados. La gente que pensó que “había sufrido un accidente incómodo” mientras caminaba hacia el lugar de la ceremonia se sorprendió al ver que ella soltó un gran huevo a propósito, de su vestido de cisne.


7. No todos los besos son de película (2003)

Ser ganador por primera vez te lleva a pasar por todos los estados de ánimo mientras vas camino al escenario a recibir tu premio… o al menos eso le ocurrió a Adrien Brody.

En 2003 Brody tomó a todos por sorpresa (especialmente a Halle Berry) cuando envolvió a la actriz en sus brazos por un beso largo luego de ganar un Oscar como Mejor Actor por «The Pianist».

Años después Berry confeso en una entrevista que lo primero que pensó fue: “Que coño está pasando… ahora mismo” y reacciono por empatía porque entendía muy bien la emoción de Brody en ese momento.


6. Sin química no hay conducción (2011)

Para la ceremonia del 2011 los anfitriones fueron elegidos en un afán de llegar a un público más joven, desafortunadamente muchos estuvimos de acuerdo en que la combinación Anne Hathaway y James Franco fue un rotundo fracaso: bromas imprevistas, una completa falta de comunicación y algunos comentarios decididamente incómodos.

Hathaway hizo un esfuerzo honesto, e incluso parecía que estaba tratando de compensar en exceso a Franco, quien en el mejor de los casos podría describirse como alguien completamente desinteresado con una actitud de “lo último que quiero es estar aquí”.


5. La experiencia no es una garantía (2012)

La premiación del 2012 empezó con contratiempos desde que Brett Ratner renuncio por hacer comentarios homófobos, con él se fue también Eddie Murphy quien ya había sido seleccionado para conducir. Billy Crystal había sido el anfitrión nueve veces anteriores, así que era la elección segura.

Desafortunadamente, cuando Crystal recurrió a la imitación de Sammy Davis Jr. durante su número de apertura, aprendió de la peor manera que la sensibilidad del espectador sobre ponerse la cara negra ha cambiado significativamente desde la década de 1990. Más tarde, después de que Octavia Spencer ganara el premio como  Mejor Actriz de Reparto, Crystal bromeó: «Después de ver ‘The Help’, solo quería abrazar a la primera mujer negra que vi. Que desde Beverly Hills está a unos 45 minutos en coche.» Para muchos, fueron comentarios absolutamente innecesarios.


4. Un vestido puede hacerte la noche… o destrozártela (2013)

En 2013, el sueño de Anne Hathaway se hizo realidad: ganó un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto en “Les Miserables”. Pero nadie lo recuerda, porque lo hizo con un vestido rosa pálido que se ajustaba a su busto. Como ella misma explicó más tarde: «Parece que mis pezones son duros»

El vestido causó tanta sensación en redes sociales que Hathaway llegó incluso a hacer una declaración oficial sobre el vestido, explicando que era una elección de último minuto después de que los otros dos que ella había elegido previamente fueran usados ​​por otras personas.

Hathaway considera este uno de los dos peores momentos que le han pasado en los Premios Oscar… el otro peor momento ya sabemos cual fue.


3. Como caerse en los Oscars y no morir en el intento (2013)

Jennifer Lawrence se ganó aún más el cariño del público después de que se tropezó con su vestido de Dior y se revolvió cuando se dirigía al escenario para recoger su Oscar a la Mejor Actriz en 2013, otorgado por su actuación en “Silver Linings Playbook”.

Luego procedió a caerse de nuevo en la ceremonia del año siguiente, aunque esta vez, fue en la alfombra roja.


2. Segunda máxima pesadilla: pronunciar mal un nombre (2014)

Este año John Travolta fue invitado a presentar una de las canciones nominadas al Oscar, el tema “Let It Go” de “Frozen”  (que se llevaría el premio esa noche) interpretado por Idina Menzel. Pero Travolta olvido por completo la pronunciación del nombre y termino presentando a ´Adele Dazeem´. Fueron tantos sus intentos por explicar que fue lo que paso, que hasta Goldie Hawn salió involucrada


1. La máxima pesadilla: presentar al ganador equivocado (2017)

Era el final de la ceremonia, solo faltaba escuchar quien ganaría como Mejor Película. Warren Beatty y Faye Dunaway eran los responsables de mencionar a la ganadora, abren el sobre y Dunaway anuncia “La La Land” como la triunfadora, suben todos productores y demás a recibir, empiezan los discursos y un angustiado stagehand comienza a notificar que ha habido un error de sobre y “Moonlight” era la ganadora real del premio. Pero no todo termino ahí, ya que Jimmy Kimmel trato de aligerar la situación mientras Beatty daba una explicación aún más confusa.


Con estos bizarros momentos en nuestra memoria, preparémonos para ver que sorpresas nos deparan los Premios Oscar 2018.

Escrito por:

Top 10 momentos incómodos en los Oscar

Pato Benitez

Mexicana, lunática, productora, loca, viajera, apasionada del cine, las series y los libros impresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *