¡Actores de The Blair Witch Project denuncian estafa!

Los actores de The Blair Witch Project aseguran que fueron "estafados" y no recibieron las ganancias que les correspondían por el éxito de la cinta.

En este artículo:

  • Los protagonistas de The Blair Witch Project aseguran que no les pagaron lo debido dado el gran éxito que tuvo la cinta de la década de los 2000.
  • Denuncian que su acuerdo desde el principio fue una estafa, ya que sólo les permitieron tener el 1% de la participación de ganancias y no los dejaron estar en alfombras rojas o presentaciones.
  • Por esa razón, siguen empujando a que Lionsgate haga públicos los estados de resultados de la franquicia.

Heather Donahue, Michael C. Williams y Joshua Leonard protagonizaron The Blair Witch Project en 1999, una película de cine independiente que se convirtió en todo un fenómeno mundial del cine de terror gracias a su interesante historia que planteaba como tres estudiantes de cine que desaparecen mientras realizan un documental sobre una leyenda local en un bosque en Maryland, Estados Unidos. 

La película logró recaudar 248 millones de dólares con un presupuesto de tan solo 35 mil dólares, por lo que se convirtió en una de las películas más rentables en la historia de la industria. Sin embargo, mientras los directores,  productores y el estudio Artisan Entertainment disfrutaban del éxito y el dinero, los tres actores tan solo recibieron una canasta de frutas de felicitación y, años después, un cheque por 300 mil dólares. 

Ahora, más de veinte años después, Lionsgate, que adquirió Artisan en 2003, reveló este año que reiniciarían The Blair Witch Project con ayuda de Blumhouse para, en palabras del jefe del estudio Adam Fogelson, “reintroducir este clásico de terror para un nueva generación”, pero los actores nuevamente no recibirán regalías y, a través de una entrevista con Variety, expusieron cómo es que los directores los hicieron firmar contratos abusivos. A continuación te los platicamos.

The Blair Witch Project
Imagen: Artisan Entertainment

Los actores de The Blair Witch Project no reciben regalías por el uso de su imagen

Los guionistas y directores Daniel Myrick y Eduardo Sánchez habían entrenado a los actores de The Blair Witch Project para operar las cámaras y el equipo de sonido para filmar la película y dar la ilusión de que verdaderamente había sido filmada por ellos y la historia era real. Una estrategia que funcionó cuando finalmente la película comenzó a comercializarse. 

Mientras los directores disfrutan del éxito, a Heather Donahue, Michael C. Williams y Joshua Leonard no se le permitía salir a la presa ni asistir a las alfombras rojas para preservar la idea de que en realidad sí estaban desaparecidos y el público fuera a ver la cinta. Sin embargo, meses después aceptaron que la película no estaba basada en hechos reales y que estos tres actores estaban a salvo, pero a pesar de esta revelación, ninguno de ellos tuvo ventajas monetarias. 

Antes de que comenzara el rodaje, los productores les hicieron firmar a los actores un contrato en el cual decía que si el proyecto le reportaba al estudio más de un millón de dólares, los actores tenían derecho a “una participación del uno por ciento (1%) en las ganancias”. Asimismo,  tendría derecho a usar sus nombres reales “para los fines de esta película”. En ese momento, lo firmaron porque parecía ridículo que una película de 35 mil dólares siquiera pudiera alcanzar un millón, por lo que no le tomaron importancia. “Simplemente pensamos: ‘¿No sería eso ridículo?’”, dice Williams.

No obstante, cuando se dieron cuenta del éxito, comenzaron a preguntarse de que el estudio y los productores pudieran ocupar su imagen y nombres sin darles un solo peso. Finalmente, cuando se estrenó The Blair Witch Project 2 en octubre del 2000, Donahue reunió a Williams y Leonard para demandar a Artisan. Tres años después, llegaron a un acuerdo de aproximadamente 300.000 dólares mientras que la película ganó entre 35 y 40 millones de dólares. 

Williams declaró que estaba muy agradecido por haber sido parte de The Blair Witch Project, pero le parecía muy injusto que estas grandes corporaciones se quedaran con todo el crédito y dinero de su trabajo por un contrato que se firmó hace más de veinte años y que evidentemente es injusto. “No les importa que esto les pase a los artistas jóvenes. Es una mierda. Y eso tiene que cambiar de alguna manera. Con suerte, ayudaremos a alguien a ver: no hagas lo que hicimos nosotros”.

The Blair Witch Project
Imagen: David Lawrence | Variety

¿Qué pasará con el nuevo proyecto de The Blair Witch Project?

Al igual que el público en general, Donahue, Williams y Leonard, se enteraron a través de los medios de comunicación que Lionsgate estaba desarrollando una nueva película de The Blair Witch Project en vísperas del 25º aniversario. “Habíamos reservado un par de convenciones. Es bueno escuchar cosas buenas de los/as fans y ver al equipo”, dijo Donahue. “Fue una sensación muy dulce por primera vez en toda la historia de esto. Y luego, boom, llega este anuncio y es como, hijos de puta ”.

En respuesta, los actores publicaron una carta abierta a Lionsgate el pasado 20 de abril solicitando “consultas significativas” sobre cualquier proyecto futuro relacionado con  The Blair Witch Project por seguir utilizando sus nombres y rostros, de manera que estaban solicitando pagos residuales retroactivos y futuros por la película “equivalente a la suma que se habría asignado a través de SAG-AFTRA, si hubiéramos tenido un sindicato o representación legal adecuada cuando se hizo la película”. 

De igual forma, un representante de SAG-AFTRA dijo que el sindicato ha estado en comunicación con Lionsgate para ayudar a los actores y tiene “esperanzas de que los artistas obtengan alguna compensación”, pero cuando no hay un contrato sindical, los actores “generalmente están limitados” de apelar a la justicia. Mientras tanto, Lionsgate se negó a hacer comentarios y no no se ha comunicado con los actores originales de  The Blair Witch Project.

The Blair Witch Project
Imagen: David Lawrence | Variety