¿Por qué los cambios de DC en Warner Bros causan tanto revuelo?

Otro día, otro gran y dramático cambio en las oficinas de DC Cómics y Warner Bros. ¿Qué tiene pensado hacer James Gunn? 

Otro día, otro gran y dramático cambio en las oficinas de DC Studios y Warner Bros. ¿Qué tiene pensado hacer James Gunn? 

Henry Cavill no regresará como Superman al universo de DC es tal vez una de las noticias que más conmoción ha causado en el año, principalmente por la montaña rusa que resultó su breve regreso. Después de años de campaña, en un mismo mes aparece en un cameo junto a Dwayne Johnson en Black Adam, abandona The Witcher y anuncian una secuela de Man of Steel

Todo eso, para que mes y medio después James Gunn y Peter Safran confirmaran que en realidad eso no es parte de los planes y que Cavill no regresará. ¿Por qué se están dando estos cambios y qué significan para Warner Bros? ¡Les explicamos todo aquí!

James Gunn, Warner Bros

Expectativas vs Realidad

Cuando se anunció que James Gunn tomaría las riendas de la parte creativa de DC Studios, parte de los/as fans del Snyderverse se ilusionaron con la idea de que el universo propuesto por el controvertido Zack Snyder no estaba del todo perdido. Después de todo, la Liga de la Justicia hace un cameo en Peacemaker y el tono de Black Adam se asemejaba mucho a la visión que se había manejado desde el 2013. 

Mucho se dijo entonces sobre la idea de los multiversos y la posibilidad de que proyectos como el DCEU pudieran coexistir con éxitos aislados como Joker y The Batman a través de esa narrativa, mientras se incorporaban otros nuevos experimentos como Blue Beetle. Pero de manera oficial, sólo se sabía que James Gunn estaba trabajando en un plan de 8 a 10 años y que quería crear una línea canon que incluyera cine, series, animación y videojuegos. 

El compromiso sonaba demasiado grande y ambicioso, pero en noviembre David Zaslav y Warner Bros anuncian que, aunque lograron ahorrar más de mil millones de dólares en impuestos gracias a las cancelaciones de películas como Batgirl, además de los recortes masivos en personal, de todas formas presentaron pérdidas en sus ganancias por segundo año consecutivo.

Esto provocó que limitaran el presupuesto de James Wan para los reshoots de Aquaman y seguramente los cambios de administración tienen en mente los intereses de la compañía. El problema es que, al ser una franquicia tan grande que lleva casi una década construyéndose que se ve afectada por una decisión ejecutiva, los cambios se vuelven sumamente públicos y causan una ola de prensa muy divisiva. 

James Gunn, Warner Bros

¿Warner Bros vs El Internet? 

Después de que se anunciara una ola de cambios, Gunn utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que “algunas cosas eran verdad, otras no tanto, otras completamente falsas”. Y ha pasado los últimos días contestando mensajes públicos sobre detalles de los planes que tiene para el DCEU. 

El mismo cineasta confesó que sabía que enfrentaba un ambiente fraccionado y “sé que no tendremos felices a todo el mundo a cada paso del camino, pero todo lo que estamos haciendo lo estamos haciendo al servicio de la historia”. 

Entre lo que ha confirmado James Gunn, se sabe que los planes para expandir el desarrollo de The Batman siguen activos, con las series spin-off y las secuelas todavía preparándose. Sin embargo, eso no quiere decir que Robert Pattinson se convierta en el Batman de la nueva línea del DCEU, sino que se mantendrá como una versión alterna. Gunn también dijo en redes sociales que mantendrá las historias “que no interfieren directamente con lo que buscan contar”, como la historia de Superman que prepara Ta-Nehisi Coates, así que podemos esperar que ese proyecto también esté activamente en desarrollo.

También se sabe que Gunn está preparando una película Superman, la cual no será una historia de origen pero al parecer estará situada en los primeros años de Clark Kent en el Daily Planet. No se ha dicho nada si podría tratarse del mismo Clark Kent que interpretó Henry Cavill pero más joven, sólo se sabe que Cavill no podrá interpretar al personaje. 

Gunn también confirmó que está en constante comunicación con artistas como Henry Cavill, Ben Affleck, Jason Momoa y Patty Jenkins, además de que dijo que “siguen explorando opción para seguir trabajando en el universo”. De hecho, se dice que Affleck está actualmente en conversaciones para dirigir una película, de manera que los cambios que está buscando Gunn hacer no contemplan sacar a los artistas completamente de los proyectos de DC, aunque sus personajes no vuelvan a aparecer en las pantallas. 

Esto pone a Gunn en una encrucijada: por un lado, estos cambios son tremendamente públicos, pero por el otro, anunciar cualquier cosa que tiene planeada arruinaría la sorpresa y podría causar cansancio y que se sientan reiterativas, como pasó con Black Adam y The Flash. Él ya dijo en Twitter que comenzaremos a saber más sobre su plan a principios de 2023, pero encontrar un balance no es fácil, ya que el problema es que los cambios afectan directamente a sus artistas.

¿Poco tacto con los/as artistas? 

Parte de la controversia alrededor de los cambios para el universo de DC es la forma tan abrupta en la que se presentan, y este es otro problema que Warner Bros lleva enfrentando desde el año pasado. Cuando Jason Killar anunció que todas las películas de DC se estrenarían en cines y en la plataforma de HBO Max, una ola de indignación y demandas arrasó con la iniciativa. 

Christopher Nolan decidió abandonar el estudio por completo debido a que no se le notificó de esta maniobra. Denzel Washington y Will Smith renegociaron sus contratos de manera personal y Legendary amenazó con demandarlos también sobre el monto que le tocaba de ganancias en taquilla. En el caso de la productora del Monsterverse, decidió también romper lazos con Warner y unir fuerzas con Sony, por lo que al final la decisión resultó tremendamente costosa para el estudio, y todo por no tomar en cuenta a la mano de obra creativa. 

Este revuelo también se dio cuando se canceló Batgirl, ya que los directores y la actriz Leslie Grace salieron públicamente a hablar sobre el arduo trabajo de preparación y los meses de producción que tomó hacer la película. Incluso, se mostraron decepcionados de que Warner Bros les prohibiera acceder a las copias que tenían en sus oficinas, ya que una vez que les hicieron un “pequeño funeral” fueron destruidas.

¿Se repitió el patrón?

Y parece que esto mismo ocurrió con DC Studios. En un principio, se dijo que Patty Jenkins no estaba interesada en retrabajar el guion de Wonder Woman 3 después de que el estudio rechazó su primera propuesta. Sin embargo, la directora desmintió estos reportes asegurando que “estaba abierta a lo que fuera, especialmente porque sé que en este punto ya no puedo hacer nada para sacar la cinta adelante. Es un cambio de administración y estas decisiones no son fáciles, lo entiendo”.

Cavill compartió sentimientos similares en su cuenta de Instagram, en donde escribió que entendía la situación de Gunn y Safran, pero insinuó que ya se había acordado con él algo distinto: 

“Después de que el estudio me dijera que anunciara mi regreso en octubre, antes de su contratación, estas noticias no son las más fáciles pero así es la vida. El cambio de guardia es algo que pasa. Lo respeto. 

James Gunn tiene un universo que construir. Les deseo a todas las personas involucradas en este universo la mejor de las suertes y las fortunas más felices”. 

Henry Cavill, Instagram

Pero por otro lado, Zachary Levi dice que todavía está muy optimista con su rol como Shazam: “Si Gunn y Safran son ahora mis jefes: ¿Shazam tiene futuro en el universo de DC? Yo diría que sí, o eso espero”. Y también le comentó a Henry Cavill: Espero encontrarle en otro universo, señor”, de manera que parece que siguen negociando y platicando con el talento lo que pueden hacer.

James Gunn, Warner Bros

¿Qué opinan cinéfilas y cinéfilos?