Escrito por:

Relic: El horror como metáfora del paso del tiempo

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

7 abril, 2021
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
Relic no es una película de horror convencional, ¡y conversamos con su directora Natalie Erika James sobre las razones!

Las mejores películas de horror son aquellas que logran provocar miedo a la audiencia a través del trasfondo al que se remiten, por poner algunos ejemplos el primer filme de Godzilla evoca en la figura del kaiju, la catástrofe en torno a las bombas nucleares, o la filmografía entera de David Cronenberg es una exploración de la relación simbiótica de la humanidad con la tecnología. 

Algo similar sucede en Relic, filme que se centra en la historia de una mujer y su hija, quienes acuden a la casa de su madre / abuela, ya que la misma se encuentra comportándose de una manera extraña, situación a la cual se suma una serie de sucesos sobrenaturales. 

Con la finalidad de conocer más al respecto de la realización de la película, y la manera en que el largometraje se acerca a los mejores ejemplos dentro del género de horror, contamos con la dicha de conversar con su directora: Natalie Erika James

El sueño de dirigir una película

Desde los 13 años Natalie Erika James quería ser cineasta, y después de mucho tiempo trabajando para cumplir ese sueño lo ha logrado gracias a Relic -su ópera prima-. Ella confiesa que antes de la experiencia constantemente se preguntaba “¿Qué pasa si no resulta de la manera en que me gustaría que fuera?”, pero durante la experiencia cotidiana en el  set: “Me reafirmaba a mi misma que esto es lo que quiero hacer el resto de mi vida. Obviamente surgen muchos problemas en el camino, y sueles pensar ‘¿Qué es lo que me va a explotar en la cara?’, pero en muchos niveles fue una experiencia gratificante.” 

Antes de laborar en este proyecto, la realizadora tuvo la oportunidad de filmar 4 cortometrajes, y la experiencia adquirida en los mismos le ayudó en la realización de su primer largometraje, y aunque sintió miedo a la hora de realizar un proyecto más largo, considera que este sentimiento es positivo: “Cuando esa sensación se acerca a ti en algún proyecto personal, significa que estas yendo hacia adelante para lograrlo, y tienes que superar esas barreras de alguna manera.” 

Para superar dichas fronteras, a la cineasta le fue útil trabajar con colaboradores habituales como el fotógrafo Charlie Sarroff: “Esa consistencia me ayudo a decir ‘¡Oh! Esto es como lo que hemos estado haciendo en los últimos 10 años, sólo que en una escala más grande’.” 

Natalie aprovechó la oportunidad para hablar sobre las diferencias que existen entre trabajar una historia en formatos de duración cortos y largos:

“En los cortometrajes tienes que cumplir muchas funciones, la de dirección, escritura, producción, realizar la logística, etc. Es un largo sprint de 10 – 16 horas de trabajo diario. Los días de filmación de una película son largos, pero descansas los fines de semana y sólo necesitas enfocarte en dirigir, tus productores se preocupan sobre todo lo demás.” 

Relic

Precisamente, algunos de los nombres que más relucen en la película son los de los productores: Jake Gyllenhaal y Hermanos Russo -los directores de Avengers: Infinity War y Endgame

Posterior a confesar que su cinta favorita del histrión estadounidense se encuentra  entre Donnie Darko,Brokeback Mountain y Nightcrawler, la realizadora australiana rememoró como se asoció con la productora de Jake Gyllenhaal y Riva Marker: “Tuvimos diversas reuniones con compañías pero en Nine Stories Productions, realmente entendieron la importancia del drama y horror en la película, ellos realizaron varios drafts del guión y nos dieron algunos apuntes.”

En lo referente a la colaboración con los Russo, Natalie develó que a pesar de amar todo lo que han hecho con Marvel, su trabajo favorito de los susodichos cineastas es Arrested Development: “he visto esa serie alrededor de 10 veces, así que mi corazón tiene mucha cercanía con ese programa.” 

Y sobre la manera en que se unieron al proyecto, precisa que ellos financiaron el filme mediante su productora AGBO Films, permitiendo que todo el largometraje se filmará en Australia, sin embargo la post producción se realizó en Estados Unidos, donde compartió tiempo y espacio con los realizadores estadounidenses: “Particularmente Joe me brindaba mucho feedback sobre el filme.” 

Debido a esta dinámica, la cineasta se reconoció como afortunada de tener unos productores con mucha experiencia: “que me guiaron durante todo el camino. Es sensacional tener productores que también son directores y no sólo te dan notas sobre los problemas sino también las soluciones, siento que aprendí mucho de ellos.”

Situación ante la cual develó que al mismo tiempo que trabajaban en la post producción de Relic, los Russo se encontraban revisando los efectos especiales de Avengers: Endgame: “No sé como lo hacen, porque trabajan días enteros en Disney o lo que sea, y después venían conmigo y me daban notas sobre mi película, yo sólo pensaba ¿Cuándo duermen?”

Relic

No estas solo 

Inspirada en filmes como The Shinning, Don’t Look Now o Pulse, y el trabajo de cineastas como David Lynch, David Cronenberg y Kiyoshi Kurosawa, la realizadora australiana subvierte a través de Relic diversos clichés del género de horror, por ejemplo Natalie elabora tensas atmósferas que juegan con nuestras expectativas de ser espantados/as mediante un jump scare, hecho que nunca sucede. 

Al respecto, la cineasta considera que siempre hay un tiempo adecuado para el jump scare, sin embargo sobre utilizar este recurso “te hace confiar menos en el cineasta.” 

Razón por la cual piensa que la clave se encuentra en la manera en que la forma de crear miedo vaya en línea con la película, las acciones y motivaciones de sus personajes: “En vez de sentir la intromisión del escritor mencionando ‘Si necesitamos un susto aquí’ y lo añaden de la nada, debes asegurarte que las cosas escalan de una manera que tenga sentido para todas las partes y no sólo por el miedo que ocasiona.”

Para Natalie la preparación lo es todo, por lo que “amo la realización de storyboards, porque me permiten tener una mejor idea de como sucederá la acción y me brindan una buena sensación sobre como lucirá la cinta, aunque esa visión a veces tenga que adaptarse según las circunstancias.”

El corazón de Relic más que el horror se remite al drama: su “monstruo” es una metáfora de como el tiempo afecta a las personas de nuestro alrededor tanto a nivel físico como mental. Para tratar esta temática, el arco dramático se fundamenta sobre la relación entre su triada protagonista: la abuela (Robyn Nevin), madre (Emily Mortimer) y nieta (Bella Heathcote). 

La directora recuerda que conoció a cada una de las actrices por separado mientras se encontraba en Estados Unidos: “primero conversé con Emily en las oficinas de Nine Stories en New York, y posteriormente con Bella y Robyn en Los Ángeles.” Desde aquellos primeros encuentros, lo que resonó en Natalie fue la forma en como respondieron al guión: “el hecho que se enfocaran en las relaciones entre personajes y no en el horror. Siento que desde el inicio ya estaban dentro del proyecto.” 

Esa buena primera impresión se reforzó a lo largo de los días de filmación, pues las actrices: “Nunca me hicieron sentir como si fuera mi primera película, me impulsaron bastante y creo que forjamos un ambiente colaborativo.” 

Posteriormente para forjar la dinámica y tono en la triada protagonista, la cineasta se inspiró en el horror asiático debido a que el mismo se fundamenta en lo emocional: “En esa clase de filmes sientes compasión por el monstruos, los fantasmas, etc, no quise demonizar a las personas con Alzheimer, sino explorar lo tenebroso de la experiencia y transformación de quien lo padece.” 

Relic

Sobre esto último Natalie añade: “Lo mas aterrador de Edna -la abuela dentro del largometraje- es la manera en que actúa mientras esta cambiando, y para cuando alcanza su forma final, ella está muy vulnerable.” 

Para la realizadora australiana aquí reside la mayor subversión del filme: “En una historia de mansiones embrujadas, los personajes intentan vencer o deshacerse del fantasma, y mi película se trata más de abrazarlo, estar ahí para alguien que esta enfrentando a una transformación que los hace sentirse como monstruos.” 

La historia sobre la que se fundamenta el filme, explora una experiencia real vivida por ella y su familia, por lo que Relic funge como una especie de catarsis sobre lo sucedido: “Creo que cine de horror es un espacio seguro para explorar la oscuridad de nuestro mundo, en este caso nos ayuda a visualizar el miedo a la degradación física y mental.” 

Complementando lo anterior, Natalie compartió que su intención al hacer esa película es plasmar su experiencia, y hacer que las personas que pasan por algo similar se sientan menos solas: “A veces pasas por lugares/momentos horribles emocionalmente, y el corazón del filme, es que alguien mire el largometraje y entienda lo que viven sus protagonistas, y si experimenta algo similar, se encuentre más cobijados en el proceso.” 

Relic
Cinéfilas y Cinéfilos: ¿Qué les pareció Relic?

Escrito por:

Relic: El horror como metáfora del paso del tiempo

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *