Escrito por:

Jonas Rasmussen: “Flee es una poderosa historia sobre escuchar y sanar”

Becka Salas

Heroína cinéfila de noche, caza tiburones de día

26 mayo, 2022
|
Escrito por: Becka Salas
Platicamos con Jonas Poher Rasmussen, el director de Flee que nos contó las inspiraciones de la película y cómo las integró a un formato animado

Hay películas que se sienten como un relato personal, que nos cuentan historias que bien podrían ser las historias de nuestros vecinos, amigos o familiares. De esas que te llegan al corazón y te hacen reflexionar sobre la vida y sus altibajos. 

Ese es justo el sentimiento que nos deja Flee, película que nos cuenta la historia de Amin Nawabi, un refugiado afgano que tiene una vida normal, excepto porque ha ocultado los detalles de su infancia intentando escapar La Primera Guerra Civil Afgana. La película es una maravillosa exploración sobre la memoria y el pasado, y tuvimos la oportunidad de platicar con su director Jonas Poher Rasmussen sobre lo que hay detrás de esta historia.

Flee

Una Historia Personal 

Rasmussen empezó a construir la historia de Flee desde hace 10 años, y aunque en un principio sólo estaba inspirado por la vida de un amigo también llamado Amin que conoció en Copenhague durante su infancia, el director danés nos contó que siguió creciendo hasta convertirse en una historia universal: 

“La película empezó a crecer cada vez más y más. Creció mucho más de lo que yo tenía pensado. Al final, se convirtió en una historia universal contada a través de una experiencia muy personal. Y ha sido maravilloso ver cómo ha resonado a lo largo del mundo”.

El desarrollo de Amin en la película no se ve de manera lineal, sino que oscila entre los detalles de su presente: en donde tiene la oportunidad de casarse con su novio Kasper o perseguir una importante posición como investigador en la Universidad de Princeton, y cómo las memorias sobre su pasado afectan su habilidad para relacionarse y aceptar su novia vida. 

El contraste entre ambas experiencias es abrumador, ya que se siente como si estuviéramos viendo la historia de dos personas completamente diferentes, pero que nos da un entendimiento mucho más profundo de las dificultades que atraviesan las personas azotadas por la guerra. Al respecto, Rasmussen nos comentó que esta película tiene un efecto sumamente poderoso, ya que al final trata sobre escuchar y compartir: 

“Hay un poder tremendo en el acto de compartir y de escuchar. La conexión que ocurre cuando alguien está contando su historia y la otra persona de verdad está escuchando tienen un poder sanador inmenso. Hay tanto ruido allá afuera justo ahora, es hermoso poder simplemente sentarse y escuchar”.

Flee

Entre la Animación y el Documental 

La animación es uno de los detalles más sorprendentes de Flee, ya que los colores vibrantes y las transiciones que asemejan pinceladas brindan un retrato colorido y apabullante sobre la vida de Amin. Es impresionante lo que el equipo de animación logró, a pesar de estar conformado solamente por dos pequeños grupos de animadores y coloristas de Dinamarca y Francia. 

Rasmussen nos contó que “fue una experiencia única encontrar el punto medio entre la animación y el documental”, ya que lograron mezclar las experiencias de todo el equipo para crear “un río constante de ideas”, pues mientras los animadores le entregaban escenas, el director utilizaba su experiencia en documentales para escoger los momentos más poderosos. Sin embargo, él acredita su éxito al excelente trabajo de edición que tuvieron: 

“Tanto a mí como cineasta de documentales como a los animadores nos intrigaba mucho cómo estos estilos podían traslaparse. Tuvimos una edición muy fuerte desde el inicio, y es que resulta que cuando tienes algo animado lo tienes que editar antes de que puedas animar cualquier cosa. Eso fue muy nuevo para mí”.

Así, Rasmussen platicó que se encerraba en un cuarto pequeño con el editor Janus Billeskov Jansen y revisaban todas las secuencias, de manera que pudieran crear un stoyboard claro y congruente, y eso fue lo que les permitió experimentar con otro tipo de secuencias: 

“Ese trabajo, cuando lo poníamos todo junto, nos permitió al final también incorporar otros elementos, como jump cuts, cámaras fuera de foco y otras transiciones que yo nunca había trabajado de forma animada. Fue muy divertido”.

Flee, que ya pasó a la historia como la primera película animada en estar nominada al mismo tiempo a Mejor Documental, Mejor Película Internacional y Mejor Película Animada en los Premios Oscar 2022, es una cinta emotiva que ya pueden ver en su sala de cine favorita.

Escrito por:

Jonas Rasmussen: “Flee es una poderosa historia sobre escuchar y sanar”

Becka Salas

Heroína cinéfila de noche, caza tiburones de día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *