Escrito por:

Rémi Bezançon nos habla sobre «El misterio de Henri Pick»

Becka Salas

Heroína cinéfila de noche, caza tiburones de día

12 septiembre, 2019

Platicamos con Rémi Bezançon, el director de El Misterio de Henri Pick (2019), una cinta de comedia y misterio que forma parte del 23 Tour de Cine Francés.

Tour de cine francés
Tu película cuenta un misterio genial, pero también habla sobre la relación que tiene el arte con la mercadotécnica, ¿qué opinas de eso?

Rémi: Creo que, desafortunadamente, la mercadotecnia afecta demasiado las obras de arte. Yo soy partidario de la obra de arte en sí misma. Me encantaría que regresáramos a ver la esencia de la obra, sin preocuparnos tanto por todo lo que la rodea. Creo que actualmente ya no hay un misterio alrededor de las obras de arte. Ya todo se sabe, la audiencia sabe demasiado.

Y lo peor es que el marketing se centra demasiado en lo que rodea a la obra y no en la obra en sí.

Entonces, ¿crees en la muerte del autor?

Rémi: Sí, completamente. Quizá no debemos ignorar al autor por completo, pero sí darle su lugar y permitir un poco de misterio también en torno al artista. Veo que tienen [en México] una exposición de Jeff Koons, y él me parece el apogeo de este tipo de cosas. Él ya no es un artista, es una trasnacional que hace obras de arte, no se le puede dar tanto peso a la personalidad, sin antes ver cuál es el efecto real de sus obras.

Rémi Bezançon- El Misterio de Henri Pick

 

¿A qué crees que debe aspirar el arte? ¿A inspirar más allá de lo que cuenta la historia?

Rémi: Por supuesto, para mí el arte puede tener muchísimos botones. Puede hacer que reaccionemos, empezar a desencadenar actitudes, creencias, pensamientos. Por ejemplo, hay pinturas, esculturas que provocaron cosas en mi y que incitaron cambios dentro de mí. Y creo que está bien, el verdadero arte está hecho para eso, y si no lo logra, es lo peor que puede pasarle a un artista.

¿Cuáles son las obras que más te han cambiado o inspirado?

Rémi: La literatura me ha marcado especialmente. Me encanta la poesía de Victor Hugo. Es que la poesía no puede ser simple, a veces parece que es too much. Pero es que también es algo muy visual, ha habido poemas que me han ayudado mucho en mi oficio como director de cine, porque me ayudan a ver el mundo con otros ojos.

También hay varias pinturas de Rembrandt que me han cambiado mucho. Todavía hoy, cuando las veo, me ayudan a tener una mejor visión sobre la historia que voy a contar.

Y para crear el misterio de tu película, ¿en qué te inspiraste?

He leído muchas novelas de Agatha Christie cuando era más joven y me gustaba mucho, así que definitivamente es una influencia importante para esta película. También he leído muchos libros de Sherlock Holmes, son libros muy lúdicos.

Lo que más me gusta de esas historias es que vas descubriendo las cosas junto con el detective, y siempre es interesante en un libro o en una película hacer este tipo de misterios, porque se vuelve algo interactivo. Es como jugar, y creo que divertirse también es una parte muy importante de la experiencia de ir al cine, o de leer un libro.

Tú expones el arte en tu película como algo muy personal. Entonces, ¿cuál es el rol de los críticos?

Rémi: Creo que hoy las críticas no dan el fondo de las cosas. Y muy a menudo se quedan en el me gusta o no me gusta. Que a un crítico le guste o no una obra de arte, no tendríamos siquiera por qué saberlo.

Cuando estudié en la escuela del Louvre, yo leí muchísimas críticas de arte. Y las verdaderas críticas, hablaban del fondo de la obra sin decir nunca si al crítico le gustaba o no. La critica no es una cuestión de gusto, tienen que ir más lejos. He visto que, en algunos casos, hasta en el festival de Cannes, les permiten hacer críticas en Twitter, en unas cuantas palabras, ¡ésa no es una crítica!

Eso es lo opuesto a lo que tiene que hacer un crítico. Yo respeto a los críticos, pero tienen que hacer realmente su trabajo. Si no, se demerita el arte mismo.

Rémi Bezançon- El misterio de Henri Pick

¿Qué piensas del Personaje de Michell Rouche?

Rémi: ¡Él ya se fue! Ya perdió la esencia, ya no hace su trabajo realmente. El hecho de que tiene una emisión literaria en la televisión lo ha convertido en otra cosa. Ya no tiene el derecho de criticar realmente. Tenemos, por ejemplo, en Francia, programas literarios y uno tiene la sensación de que todos los libros son buenos. Es muy difícil hacer un verdadero trabajo de crítica en la televisión, entonces Rouche ya no hace su oficio, la televisión aplana todo.

Por eso, él va a tener que recuperar el gusto por la lectura y la pasión por su trabajo a través de Henri Pick.


Cinéfilas y cinéfilos, no duden en ver El misterio de Henri Pick y todo el Tour de Cine Francés que Cinépolis ha preaprado en este 2019.

 

Deja tus comentarios