Escrito por:

Representación LGBT+ en pantalla: Un largo camino hacia la visibilidad

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

24 junio, 2019
|
Escrito por: Mónica Castellón

Se ha dicho constantemente que la representación de personajes LGBT+ es importante en los medios de comunicación, pues la visibilidad cambia las historias hacia una comprensión más amplia y extensa de representaciones de la diversidad. La decisión de los directores al mostrar la homosexualidad en la pantalla, tiene un impacto en la forma en que la audiencia percibe esta realidad; y brilla más cuando este cambio se ejemplifica por el hecho de que los personajes no sólo están definidos por su sexualidad, sino que tienen vidas con amigos y familiares. 

Así, las historias de personas LGBTTTIQA comienzan a contarse de manera justa e inclusiva.


Representación LGBT+

Actualmente podemos ver una variedad de historias donde se incluyen personajes de la comunidad LGBT+. No siempre fue así, pues antes su presencia tenía como consecuencia que la película recibiera Clasificación R, por más sutil que fuera.

En sus inicios, el cine de Hollywood retrató a menudo la homosexualidad como un comic-relief: el mejor amigo de la protagonista o el personaje secundario,  normalmente construidos con estereotipos. No fue hasta más tarde que comenzó a explorarse con mayor profundidad.

Recordemos el éxito de la serie The L World, en la que por primera vez se podían ver personajes lésbicos en la televisión bien representados. Mujeres libres con su sexualidad contaron una historia diferente, con la cual muchas personas se sintieron identificadas.

La serie Queer as Folk, que apareció a fines de los 90 y principios de los 2000, finalmente ofreció mayor diversidad en la representación de la comunidad LGBT+. Desde finales de la década de los 2000, películas y series han seguido este movimiento, representando personajes más complejos y con menos estereotipos que se incorporan a la trama como principales.

No obstante, pesar de estos avances la industria sigue cautelosa en su introducción de personajes y temas gay. Hollywood está dirigido a un público tan amplio como sea posible, y los productores se muestran cerrados a interesarse por la diversidad sexual, por temor a molestar a una gran parte —conservadora— de su audiencia, y principalmente a los inversores.


¿Por qué es importante la representación LGBT+ en el cine y la televisión?

Al presentarse las relaciones homosexuales en distintos medios, los miembros de la comunidad LGBT+ tienden a identificarse con los personajes que ven, lo que ayuda a que se sientan más cómodos con ellos mismos. No es simplemente una elección, sino un proceso de aceptación, y el entretenimiento puede llevar a los espectadores que luchan con su verdadera identidad, a un lugar saludable donde puedan sentirse orgullosos de sí mismos y de quiénes son.

Por lo tanto, nuestra forma de concebir la homosexualidad puede evolucionar si nos enfrentamos a un universo mediático que presenta varios personajes del grupo, socialmente integrados y que no se definen únicamente por su orientación sexual.


Cine y televisión actual  

La popularidad de películas como Pride, Carol, Brokeback Mountain o Love, Simon, muestran que el público mayoritario puede disfrutar de películas con gays o lesbianas.

Moonlight, lanzada en octubre de 2016, ha sido una favorita de la audiencia desde su lanzamiento. La historia sigue a Chiron, un hombre que ha luchado con su identidad sexual toda su vida, soportando el abuso físico y emocional de la comunidad que lo rodea. Es una película memorable sobre la lucha de la sexualidad en una sociedad que le es hostil, y fue un gran paso para la comunidad LGBT+ que Moonlight ganara el premio a la Mejor Película en los premios Óscar.

Call Me by Your Name se propagó como una de las favoritas entre la comunidad. Esta emotiva obra maestra, sobre una historia de amor entre dos jóvenes un verano en Italia, ha sido aclamada en la comunidad por contar fielmente el amor entre dos hombres.

Sex Education de Netflix, integra a un personaje homosexual (Eric) que es mejor amigo del protagonista heterosexual (Otis); antes, en historias para adolescentes, las personas homosexuales tenían su propio grupo apartado de los demás o sólo se juntaban con mujeres.

En los últimos años, Modern Family se ha convertido en una de las series con audiencia creciente y ha sido ganadora de 13 Emmys. La serie mostró a una pareja del mismo sexo (Mitchell y Cameron) adoptando a una niña (Lily) en el primer episodio. Los personajes son principales en la trama y muestran cómo su vida es completamente igual a la de una pareja heterosexual.


Desafíos actuales

Los escritores y productores de la industria a menudo enfrentan desafíos con las complejidades de las historias de los personajes LGBT+.  Muchos  espectadores, con una mentalidad conservadora, creen que una «agenda gay» amenaza a la sociedad. Muchos incluso piensan que la televisión y las películas progresivas alientan a las personas a ser gays, como si fuera una opción en primer lugar.

Las personas LGBT+ no siempre tienen vidas trágicas; sus vidas pueden ser simples, complicadas y maduras como las de las personas heterosexuales y es hora de que los medios también lo reflejen.

En 2018, según el informe anual de diversidad televisiva de GLAAD, la representación de personajes LGBT+ en la televisión alcanzó un nivel récord: de los 857 personajes habituales de la televisión abierta, el 8.8% se identificó abiertamente con la comunidad LGBT+.

GLAAD, además, contabilizó 26 personajes trans en la televisión, nueve más que el año pasado. Un porcentaje significativo de ese progreso fue impulsado por la nueva serie Pose on FX de Ryan Murphy, que cuenta con cinco nuevos personajes trans.

El estudio dice que Netflix sigue como la mejor plataforma de transmisión para la representación diversa de personajes LGBT+. En particular, la comedia oscura animada de Netflix, BoJack Horseman, presentó por primera vez al único personaje asexual que el estudio de GLAAD encontró en las plataformas de streaming.

La televisión, el streaming y el cine independiente comienzan a mostrar que otras representaciones son posibles y que encuentran mucho éxito entre el  público. Tal es el caso de Sense8, Looking, Glee u Orange Is The New Black; y de películas como Una mujer fantástica, 120 latidos por minuto o La vida de Adèle.

Las representaciones en los medios se diversifican: a veces son extremadamente innovadoras y liberadoras, a veces más caricaturizadas y problemáticas; ahora depende de nosotros equilibrar las cosas y consumir nuestros medios de manera inteligente.

Escrito por:

Representación LGBT+ en pantalla: Un largo camino hacia la visibilidad

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

2 Respuestas a “Representación LGBT+ en pantalla: Un largo camino hacia la visibilidad”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *