Escrito por:

¿Qué le hace falta a las heroínas del MCU?

Becka Salas

Heroína cinéfila de noche, caza tiburones de día

30 abril, 2019
12
0

Aviso: Este texto contiene muchísimos spóilers de Avengers: Endgame

Por fin está en cines Avengers: Endgame, la épica conclusión de un universo que costó 11 años y 22 películas construir. Es difícil pensar lo arduo que debió haber sido para los directores de la cinta, Anthony y Joe Russo, llegar a un final satisfactorio para los personajes más entrañables, cerrar todos (o la mayoría) de los cabos sueltos y construir cimientos sólidos que aseguraran el futuro de la franquicia. Pero dentro de toda la celebración, una escena sacó a relucir los problemas que tiene el MCU al momento de tratar a sus heroínas.


El gran dilema del Universo de Marvel

Otra vez las discusiones giran en torno al problema de moda entre los fans del MCU: el empoderamiento femenino. Principalmente, porque durante uno de los momentos más intensos de la pelea contra Thanos, Carol Danvers intenta llevarse el Guantelete Infinito a otra línea temporal a través de una máquina del tiempo. Pero para recorrer con éxito el campo de guerra, recibe ayuda de todas las heroínas del universo.

Las opiniones oscilan entre que fue un momento muy forzado, encaminado a cubrir una cuota o que simplemente lució inmerecido. Todas estas interpretaciones son sólo un síntoma del poco desarrollo que tuvieron las protagonistas femeninas a lo largo de todo el MCU.


Un final épico…

A través de los años, Tony Stark (Robert Downey Jr), Steve Rogers (Chris Evans) y Thor (Chris Hemsworth) han tenido aventuras épicas en donde se consolidaron como verdaderos héroes. En el camino se equivocaron, se arrepintieron, se sacrificaron, cambiaron y crecieron. Nosotros fuimos testigos de la enorme responsabilidad que tenían sobre sus hombros. Conocimos a sus compañeros, a sus amores y a sus más grandes enemigos.

Su batalla contra Thanos (Josh Brolin) no es sólo un despliegue de súper poderes y efectos especiales bien armados, es el último desafío en donde deben demostrar lo mucho que han evolucionado como héroes. Es el momento en el que quedaron fuera todos los egos del pasado, en donde dan su último aliento para salvar un universo que se ha ampliado ante sus ojos. La trinidad conoce a todos los otros Vengadores, y la coordinación y química que tienen en la pelea es el resultado de años de tensión, fracasos, equivocaciones y compañerismo.

… pero no compartido

Eso es justo lo que les falta a las heroínas de Marvel. Black Widow (Scarlett Johansson), quien a pesar de ser parte del equipo Vengador original, jamás fue tratada como protagonista, sino como una herramienta que ayudó a sus compañeros. Fue el compás moral que mitigó la lucha de egos en Avengers, quien le ayudó a Bruce Banner (Mark Ruffalo) a encontrar su humanidad, y quien le dio esperanzas al Capitán América cuando sus creencias sobre el Gobierno Americano se derrumbaron.

 

Las Heroínas del MCU

Eso se repite con casi todas las heroínas del MCU. Podemos ver la inteligencia de Shuri (Letitia Wright), la habilidad de Hope Van Dyme (Evangeline Lilly) o el potencial de Scarlet Witch (Elizabeth Olsen) en diferentes momentos del Universo Marvel, pero siempre están a disposición de las necesidades dramáticas del superhéroe protagónico, quien, hasta este año, habían sido siempre un personaje masculino. Desafortunadamente, la participación, crecimiento y desarrollo de nuestras heroínas nunca ha sido un motor importante para el desenlace de la gran trama del universo compartido.


Lo que nos deben los hermanos Russo

Las heroínas del MCU no interactúan con otros personajes del Universo, ni entre sí. Nunca las vemos fracasar, discutir o pelear. Durante su gran escena compartida, vemos a cada una destacar de manera individual. Puede ser visto como una secuencia épica, pero hace falta el despliegue de compañerismo, coordinación y personalidades que han tenido los otros Avengers desde 2012. Cada momento en el que atacan es genial y ayuda a ver la multiplicidad de poderes y destrezas que tienen las nuevas herederas del MCU, pero es un momento muy contenido. Necesitábamos verlas conociendo y haciendo amistades, necesitábamos ver de una manera más íntima por qué pelean, qué quieren recuperar y qué significa para ellas enfrentarse al Titán loco.

Avengers: Endgame

Todo estaba encaminado a ser apoyo para el gran final de Tony, el Cap y Thor, pero hay que señalar que eso no les ha impedido a los directores desarrollar y hacer evolucionar a sus personajes antes, como con Hawkeye (Jeremy Renner), Bucky (Sebastian Stan) o Falcon (Anthony Mackie), quienes entre la maraña de emociones y desenlaces, tuvieron un arco lo suficientemente claro alrededor de los años como para tener momentos que se sienten personales, emotivos y satisfactorios en Avengers: Endgame.


Un futuro retador para las heroínas del MCU

La escena de las heroíanas juntas es un paso para la diversidad, sin duda. Es un momento necesario que nos recuerda que el equipo de héroes es grande, vasto y con muchas voces. Sin embargo, que se sienta forzada es el resultado de la poca habilidad que ha tenido Marvel para construir heroínas empáticas y cercanas a la audiencia.

El Futuro de Avengers está en los personajes femeninos

Por eso podemos mirar con ojos llorosos cómo el manto del Capitán América recae en Falcon, entendemos a la perfección lo que significa que Banner haya controlado a Hulk, y nos alegramos porque Clint podrá retirarse en paz con su familia, pero no podemos creer que un grupo de heroínas se unan y trabajen en equipo por un objetivo en común.

Este tipo de momentos son un paso adelante hacia una representación más amplia. Es hora de acostumbrarnos a que los personajes femeninos estén más presentes en las películas de superhéroes, pero eso sólo se logrará si toman las bases que ya plantaron y comienzan a desarrollarlas como personas y compañeras, con defectos, deseos y errores que afecten de manera directa la historia general. Y ése es el verdadero desafío del futuro del Universo Cinematográfico de Marvel.

Deja tus comentarios