Escrito por:

Los Premios Óscar: ¿Una Celebración Injusta?

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

7 febrero, 2020
|
Escrito por: Andrés Lechuga

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos anualmente galardona a las mejores películas de su país y algunas del extranjero en la ceremonia mundialmente conocida como Los premios Óscar.

Una noche donde, en ocasiones, los vestidos son más importantes que el talento, que al mismo tiempo suceden injusticias con películas y talentos diversos ignorados en nominaciones y al momento de entregar la estatuilla.

Premios Óscar

Por los detalles curiosos anteriormente mencionados, y con base en otras ocasiones que se abordarán más adelante, es que éste evento nos invitan a pensar: ¿son realmente importantes en la actualidad?


La premiación a veces llamada como el ‘mundial de los cinéfilos’, podría tomarse más como un espacio donde la industria cinematográfica estadounidense se celebra así misma por haber realizado un buen trabajo a lo largo de un año, contrario a lo que popularmente se considera, es decir, como la exposición del mejor cine habido y por haber, por lo que si una película no figura entre las nominaciones, no es tan buena como una que sí, y mucho menos como una premiada.

Sin embargo, no debería entenderse que Los Óscar no seleccionen corto y largometrajes de alta calidad, sino que en ocasiones metrajes de ficción y documental figuran simplemente por haberse rodado en Estados Unidos, o que la temática de estos agrade a la agenda política actual de la trinchera cinematográfica de Los Ángeles


Cineastas que jamás ganaron un Óscar

De hecho, el agradar al jurado de la Academia tanto como personalidad y como en la temática, son cualidades que al final de la alfombra roja, influyen más al momento de entregar la dorada estatuilla. El ser parte de una minoría étnica reprimida, el denunciar injusticias de agenda sin miedo a represalias (excepto criticar a la Academia), o que en la producción interviniera dinero estadounidense son créditos mucho más valiosos.

Premios Óscar

Por ejemplo, cineastas que ahora son parte de la historia del cine mundial, y que hasta la fecha escuelas de cine enseñan lenguaje cinematográfico con sus trabajos, JAMÁS fueron tomados en cuenta por la Academia, algunos ni siquiera por nominación.

Talentos difuntos como el director japonés Akira Kurosawa, el inglés maestro del terror y suspenso Alfred Hitchcock, el español surrealista Luis Buñuel, el exponente de los spaghetti westerns, Sergio Leone, o el prodigioso Stanley Kubrick jamás fueron reconocidos como mejores directores, y algunos de ellos jamás pisaron la alfombra roja. 

Por otro lado, un genio que continúa con vida, como lo es el maestro de la nueva ola francesa (Nouvelle vague), y pronto nonagenario, Jean-Luc Godard, si bien fue galardonado con un Óscar Honorífico a la trayectoria profesional en 2010, declinó la invitación para recibir la estatuilla en varias ocasiones, justificando que no se traba de un Óscar verdadero. Por otro lado, ninguna de sus increíbles películas sonaron entre nominaciones en ningún momento. Pero sí en festivales de cine como el Berlinale y Venecia.

Premios Óscar

Recientes injusticias en Los Premios Óscar

Existen películas de producción impecable que han llegado a las nominaciones de Los Premios Óscar, que pensaríamos que arrasarían con todas o la mayoría de las estatuillas, sin embargo en medio de la entrega surgieron momentos incómodos en donde a leguas se veía una injusticia por parte de la Academia

En años recientes fue el caso de Roma (Alfonso Cuarón, 2018) en la categoría de Mejor Diseño Sonoro, en donde se enfrentaron a películas como Black Panther (Ryan Coogler, 2018), First Man (Damien Chazelle, 2018), A Star Is Born (Bradley Cooper, 2018) y Bohemian Rhapsody (Bryan Singer, 2018), “perdiendo” al final contra ésta, una película que copió y pegó las canciones de Queen en la línea de tiempo del editor de vídeo, a comparación de una edición de sonido por parte de los talentosos Sergio Díaz y Skep Lievsay, que grabaron individualmente los sonidos de la película, los cuales cuentan una historia por sí misma, más allá de la fotografía en pantalla.

Premios Óscar

Por parte del gremio actoral se presentó en 2012 un momento curioso cuando el actor Christoph Waltz ganó la estatuilla a Mejor Actor de Reparto debido a su participación en la película Django Unchained (Quentin Tarantino, 2012), en donde participó con un desempeño actoral similar a su papel de Hans Landa en la película Inglourious Basterds (2009), es decir que le otorgaron un segundo premio por hacer básicamente lo mismo.

En la actualidad se da la batalla entre Hollywood y Netflix, en donde el primero representa la producción y exposición de cine de manera convencional, y el segundo se maneja a favor de las nuevas tecnologías de desarrollo y consumo de cine.

Sin embargo resulta algo curioso, que las grandes casas y estudios de Hollywood deseen incluir en los catálogos de servicios de streaming sus producciones, pero discrepan con que estos produzcan trabajos propios que se proyecten en salas de cine convencional, y que hasta participen en Festivales y Premiaciones de cine. Como lo fue hace poco con Roma de Cuarón, y ahora con The Irishman (Martin Scorsese, 2019) y Marriage Story (Noah Baumbach, 2019).


Los Premios Óscar como una ventana, más que una vitrina

Al final del día, los Premios Óscar no deben tomarse con una perspectiva imparcial sobre los proyectos que galardona, ya que el concepto manejado tiende a ser más una pasarela farandulera de moda y micrófonos listos ante discursos políticamente correctos, que una verdadera celebración al cine mundial, como lo pretenden.

Pero también, un amante del cine no debería cerrarse a echar un vistazo de las nominaciones, pero sí evitar colocar la mayoría de ellas en el inalcanzable pedestal que la Academia pretende.

En caso de tener un deseo por conocer más metrajes documentales y ficción que propongan argumentos y lenguajes cinematográficos que inviten al espectador a pensar más allá de su zona de confort, invito a estar al tanto de otros Premios y Festivales de cine con criterio y prestigio, como lo pueden ser el Berlinale, Sundance, Morelia Film Festival, TIFF, Los Cabos, La Mostra, GIFF, Cannes, los premios Ariel, los Goya, entre otros eventos cumbre del cine internacional que suceden en distintas partes del mundo.

Escrito por:

Los Premios Óscar: ¿Una Celebración Injusta?

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

Una Respuesta a “Los Premios Óscar: ¿Una Celebración Injusta?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.