Escrito por:

Black Panther no merece un Oscar

Luis Mogollón

Analizo historias, escribo críticas y me creo fotógrafo. Venezolano. Si te gusta lo que escribo aquí, puedes encontrar más en mi Instagram.

21 enero, 2019
12
3

Ante todo, aclaro que esto es sólo mi opinión. No tienes que estar de acuerdo conmigo. Escribo esto porque quiero decir algunas cosas. Además, he visto Black Panther tres veces y creo que mis argumentos tienen suficientes bases. Así que te invito a mantener una mente abierta y leer hasta el final.

Introducción

Falta poco para que se anuncien las nominaciones a los Premios de la Academia 2019. Hay muchas posibles contendientes a Mejor Película, pero hoy quiero hablar de una en particular: Black Panther (Ryan Coogler, 2019). Ésta ha sido impulsada desde hace meses por medios, críticos y celebridades que la consideran digna de una nominación; sobre todo por el impacto sociocultural que tuvo en su estreno. Durante meses, hemos visto medios como The Hollywood Reporter votar por dicha posibilidad; sin embargo, no estoy de acuerdo con ello y quiero explicar aquí mis razones.

Primero, hay que ser justos y reconocer algunas cosas.

Impacto

Empecemos por aquí: Black Panther es una gran película. Tiene secuencias de acción emocionantes, personajes (mayormente) bien caracterizados, sólidas actuaciones y una historia que habla sobre temas raciales con tacto y buen manejo. Además, cuenta con uno de los mejores villanos que el MCU ha creado y produce un conflicto interesante entre éste y el héroe. T’Challa y Killmonger comparten experiencias y opiniones opuestas; pero T’Challa se alimenta de su enemistad con Killmonger y éste lo ayuda a completar su arco argumental.

Aunque en el pasado se hayan criticado los aspectos más técnicos del MCU, como la fotografía o banda sonora de sus película, aquí es diferente. Como película, tiene una muy buena calidad y en su estreno fue un fenómeno indiscutible. Muchos afroamericanos la amaron en su momento, y los entiendo. No se suelen ver blockbusters de esta magnitud que sean manejados por actores, guionistas y directores que no sean blancos.

No hay que negar que la historia fue hecha para conectar especialmente con este pública. Celebra su cultura y raíces, muestra un país africano próspero y sin colonizar, da un héroe ejemplar a muchos niños de raza negra y todo un set de personajes bien definidos con los cuales empatizar.

 

Implicaciones

Black Panther es una historia que empodera a quienes han sido ignorados por Hollywood durante años; y aunque sentirse identificado o representado con una obra no es algo vital ni necesario, sí se siente bien conectar personalmente con una historia. Así que, al igual que los fans de Star Wars se identifican con Luke Skywalker, (yo, por ejemplo, me identifico con Spider-Man) un gran número de audiencias se identifican con Black Panther y lo celebran con orgullo.

Eso no significa que a todos los afroamericanos les debe gustar la película. Tampoco significa que sólo a ellos les puede gustar, o que eres racista si no te gusta. Eso significa que, para muchos, Black Panther es importante a nivel personal, y no hay nada malo en eso.

Cada quien tiene una obra especial en su vida. Cada quien tiene una historia de ficción que les motiva a ser mejores personas. Es por eso que, por más pesados que fueran los medios y algunos críticos cuando la cinta se estrenó, se entiende la alegría de muchos. Se comprende el amor que el público siente cuando una película »suya» tiene tanta cobertura, y respeto a quienes le guardan un lugar especial. Sin embargo, esas cualidades no la hacen digna de un Oscar a Mejor Película.

Problemas

Black Panther es bastante imperfecta. La película comienza con un buen ritmo, pero su trama tiene muchos personajes que le cuesta balancear. En el primer acto, la narrativa se detiene para darle su tiempo con T’Challa a cada participante; (T’Challa con Nakia en las calles de Wakanda, con W’Kabi en el campo, con Shuri en los laboratorios de vibranium). Aunque se aprecia el esfuerzo por dar lugar a cada uno, la trama se estanca, el ritmo pierde impulso y no se recupera hasta la escena del casino.

Algunas relaciones entre los personajes no son debidamente aprovechadas; como que Zuri sea el culpable de la muerte del padre de Killmonger, o que Okoye y W’Kabi tengan diferencias respecto a cómo debería ser Wakanda. Esto hace que varios momentos no terminen de impactar de la forma esperada.

La relación entre T’Challa y Nakia se siente forzada y sin química. Da la impresión de que necesitaban a la fuerza incluir un romance para el protagonista porque casi todas las cintas de superhéroes lo tienen. En cuanto al concepto de »país súper-desarrollado», suena bien, pero no está libre de incoherencias en su ejecución. Wakanda es un país muy avanzado tecnológicamente, pero la infraestructura de las calles parece sacada del tercer mundo, algunos edificios tienen graffiti en las paredes, y escogen a su rey mediante un combate a muerte. Ya saben, como gente civilizada.

Por último, creo que cometieron un error matando a Ulysses Klaue tan rápido, ya que era un villano que daba para más. Todas estas fallas no suenan muy importantes por sí solas, pero cuando las juntas para sumar los aciertos y errores del film, el resultando es una película bastante desigual.

Como dije antes, Black Panther se destaca casi totalmente en el apartado técnico. Eso la hace apta para calificar en otras categorías como Mejor Fotografía, Mejor Banda Sonora, Mejor Vestuario y Mejor Diseño de Producción. Quizá estos apartados no sean tan prestigiosos, pero ayudarían a quitar esa idea de que las cintas del MCU tienen poco valor cinematográfico.

En cuanto a la categoría de Mejor Película, una cinta de superhéroes con una dinámica interesante entre héroe y villano, pero que al final se reduce al cliché de “héroe y villano se enfrentan en una gran batalla de CGI porque tienen los mismos poderes”, no merece una nominación.

»Sobrevalorada»

La campaña mediática con Black Panther empezó cuando se estrenó. La cinta fue un gran éxito, muchos reconocimos su impacto y ya. Los espectadores pasamos a lo siguiente, pero los medios no. Ellos siguen repitiendo la importancia de la película una y otra vez. Ya no se puede ver un video de Black Panther sin encontrar 20 comentarios que la tilden de sobrevalorada, y cada vez que sale un artículo sobre las oportunidades de Black Panther en los Oscar, la gente se ríe y dice que “era una cinta mediocre” o  que “es sólo otra cinta normal de Marvel”.

La gente siempre va a pensar lo que quiera, y muchas veces estarán equivocados. No obstante, en ocasión, no los puedo culpar. Los medios y algunos críticos la han inflado por meses. La elogian hasta el cansancio y la tratan como lo mejor de 2018.

No me gusta usar el término »sobrevalorada», pero sí la ha sido aclamada más de la cuenta. Así fue desde que se estrenó. El hype es algo muy poderoso, así que muchas personas se sintieron decepcionadas o insatisfechas cuando la vieron; no porque fuese mala o particularmente incompetente, sino porque las expectativas se salieron de los límites.

Desde entonces, se ha repetido el discurso de “esta película es importante” muchas veces. Quienes quedaron decepcionados o insatisfechos con ella, pensaban que no era para tanto, y buscaban mil fallas para argumentar lo contrario. 

No es la primera vez

El año pasado ocurrió lo mismo con Wonder Woman, primera cinta de superhéroes dirigida y protagonizada por mujeres. La misma campaña mediática sobre lo “relevante e importante” que es la película, los mismas críticos dándole una puntuación excesiva por aquella razón, y la misma lucha por conseguir una nominación a los Oscars en dirección, actuación, guión y película.

En este caso, la campaña no ganó tanta fuerza. A la larga, la cinta de Patty Jenkins sufrió del mismo destino, con personas decepcionadas tildándola de sobrevalorada en cada oportunidad. 

Cambiar a Hollywood

Que Black Panther busque una nominación no es inherentemente malo. Quienes impulsan esta campaña, quieren que Hollywood presente más oportunidades así de grandes a minorías. Pues en efecto, los grandes estudios deben contratar a más directores de diferentes razas, sexos, y preferencias, ya que no sólo tienen algo nuevo que aportar al cine; sino que describen de una forma más amplia cómo son los seres humanos, con todos los colores disponibles.

Black Panther hizo más de $1 billón en taquilla mundial, y más de $700 millones en USA. Tuvo excelentes críticas, mejores puntuaciones que cintas como Los Vengadores y El Caballero de la Noche. Muchos críticos la escogieron como la mejor película del año ¿No es eso suficiente? ¿Todo ese dinero hecho en taquilla no le dice a Hollywood que la gente quiere más cintas así? ¿Que si se arriesgan con directores diversas lugares e historias, quizá la película llegue a nuevas audiencias y logren capitalizar en otros mercados no tan explorados? Al fin y al cabo, Black Panther hizo tanto dinero en USA gracias a que llegó a una inmensa cantidad de gente afroamericana que no había visto muchas o ninguna otra cinta del MCU.

Black Panther no fue la única en lograr eso con la taquilla. Coco hizo una inmensa cantidad de dinero en México. Crazy Rich Asians atrajo a nuevas audiencias de raíces asiáticas. Ya está demostrado que si haces otros tipos de historias para nuevas audiencias, éstas probablemente respondan positivamente en taquilla. Pareciera no ser suficiente, como si Black Panther fuera a cambiar a Hollywood sólo si obtiene una estatuilla.

Nada cambiará

Que Black Panther sea nominada no cambiará nada para los superhéroes en el cine. Quizá Hollywood se anime a contratar gente de otros razas y nacionalidades, pero los superhéroes seguirán siendo vistos por muchos elitistas como la “comida chatarra” del cine. ¿Por qué? Porque Black Panther no se ha vendido como un éxito de Marvel ni como una muestra de lo que el género de superhéroes es capaz. Se ha vendido como un »avance social y político muy importante». Por ende, la Academia la verá como un ‘movimiento cultural único que debe ser reconocido. 

Algunas películas de superhéroes han demostrado un nivel superior. Han comprobado que tienen mayores ambiciones y que pueden considerarse como verdaderas piezas de cine. Quizás apoyaría a Black Panther si la estuviesen vendiendo como un logro del género, pero no es el caso. Mientras tanto, otras películas que quizá merezcan la nominación se van dejando de lado.

Avengers: Infinity War fue el gran evento del año pasado y es una mejor película que Black Panther. Sin embargo, se quedará con una nominación a mejores efectos como mucho, y nada más. Logan en su momento tenía potencial para una nominación. La cinematografía está bien trabajada, su tono era realista, y la historia sacrificaba los aspectos más fantasiosos de los superhéroes a favor de escenas más crueles y oscuras.

Y si la Academia tuvo la osadía de negar una nominación para Mejor Película a El Caballero de la Noche en el 2009,  a pesar de ser una joya que llevó el género a otro nivel, entonces que no vengan a nominar a otra película inferior por razones ajenas a su calidad.

Conclusión

Aún no se sabe qué pueda pasar. Tal vez la nominen, o tal vez no. Black Panther es una gran película y la defenderé ante quienes la tilden de sobrevalorada. No obstante, de antemano, yo pienso que ninguna película debe ser nominada a sus cualidades más allá de su importancia social.

Comprendo el impacto que tuvo, pero eso no hace toda una película. El cine termina politizándose en exceso para su propio beneficio. Elogiémosla si eso debemos hacer, pero detengamos esa narrativa de que es la mejor película del 2018. No lo es.

 

Deja tus comentarios