Escrito por:

Violet Evergarden: Amor más allá del romance

Fanny Llamas

Nací en una película de Miyazaki y quiero morir en una de Paolo Sorrentino. Creo en la magia de la metáfora. Guadalajara Jal.

16 febrero, 2020
|
Escrito por: Fanny Llamas

Violet Evergarden, una serie de Kyoto Animation disponible en Netflix, llega a la pantalla de Cinépolis gracias a Konnichiwa Festival. La historia sigue nuevamente a Violet, una chica doll con manos de metal que fue educada para luchar en la guerra. Al término, es enviada con la familia Evergarden, pero termina trabajando en una oficina de correos donde descubre su verdadera vocación: escribir cartas.

Así comienza la historia de una chica cuya frialdad inculcada por el contexto de guerra en que creció, permite explorar y entender los conflictos emocionales de las personas. Ahí la magia: Violet se dedica a escribir cartas en voz de quienes no saben qué quieren decir. Una labora casi terapéutica.

Violet Evergarden

La película Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memory Doll , cuenta la historia de Isabella, una chica descendiente de la nobleza que vive en claustro y a la sombra de un pasado lleno de pobreza y felicidad. Violet es contratada como su instructora personal de buenos modales, ya que pronto se presentará ante la sociedad en un glamuroso baile. Mientras Violet la ayuda a prepararse, su siempre maravillosa facilidad para entender los sentimientos de las personas, le permite ahondar en el pasado de Isabella y Taylor, su hermana adoptiva.

Una película humana

La primera parte de la cinta es protagonizada por Isabella y Violet. La química entre las dos chicas roza la intimidad sin volverse una historia de amor romántico. Es necesario mencionar que el entintar una película de animación japonesa con insinuaciones homosexuales suele ser usado con intenciones de marketing, pero sea cual haya sido la intención en esta cinta, el resultado aportó grandiosamente a la narrativa.

En compañía de Violet, Isabella nutre el vacío que dejó el abandonar a su hermana y a la vez Violet (que fue educada como un arma para la guerra) nutre su sensibilidad humana con dicho vínculo. Esto no significa que Isabella ve a Violet como una hermana menor, tan solo toma ese vínculo para aliviar su necesidad de afecto.

Violet Evergarden

Entre tantas cintas de romance en pareja, Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memory Doll destaca por plantear una relación que habla de amor como una interacción donde existe necesidades afectivas que se cubren más de allá de una relación de amantes o amigas, una entre personas. Es un respiro, una exploración de lo más intrínsecamente humano.

La estructura ¿fortaleza o debilidad?

Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memory Doll está dividida en dos partes que cohesionan una misma historia. Una de las características de la película, y que es bastante común en cintas basadas en animaciones japonesas, es que no corresponde al formato de un largometraje. La primera mitad correspondería a un capítulo y la segunda mitad a otro, y aunque están relacionados, ninguno de ellos posee un final contundente.

Está presente toda la narrativa lírica de Kyoto Animation. Los silencios, la apreciación de los detalles, sobre todo los objetos y la naturaleza, así como los diálogos cortos pero densos en contenido emocional, dan el peso al ambiente. Por esto mismo, el formato dividido en dos es más un acierto que una debilidad, pues vuelve la historia más digerible para el público.

Un símbolo: Las manos

Violet tiene manos de metal, pues perdió sus extremidades en la guerra. El hecho de que sea capaz de escribir palabras tan humanas con unas manos tan mecánicas es el símbolo principal de toda la industria Violet Evergarden. En esta película las manos cobran importancia: Violet ofrece sus manos de metal para ofrecer afecto a Isabella, principalmente tomándola de las manos y bailando. Isabella tiene la costumbre de levantar la mano hacia el cielo para sentir el viento. Taylor empieza a ser la hermanita de Violet cuando sin conocerla, llega a tomarla de la mano.

Violet Evergarden

Violet Evergarden: Eternity and the Auto Memory Doll es una película que carga con todas las bondades estilísticas y de guion que caracterizan a Violet en la serie, y que permite al espectador inmiscuirse en ese contraste de una protagonista que aparentemente no comprende emociones acompañado de un fondo cargado de ellas. Estará este 14, 15 y 16 de febrero en salas seleccionadas de Cinépolis. Imperdible.

¡Cuéntenos, Cinéfilas y Cinéfilos! ¿A ustedes les gustó Violet Evergarden?

Escrito por:

Violet Evergarden: Amor más allá del romance

Fanny Llamas

Nací en una película de Miyazaki y quiero morir en una de Paolo Sorrentino. Creo en la magia de la metáfora. Guadalajara Jal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *