Escrito por:

True Detective 3×01 y 3×02: ¡Gran inicio!

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

16 enero, 2019
|
Escrito por: Rafael Lechado

Un misterioso crimen en la meseta de los Ozark, Arkansas, envolverá una trama que da saltos en el tiempo en tres épocas diferentes, compartiendo a un descomunal protagonista interpretado por el inmenso Mahershala Ali, quien nos atrapa en esta gran producción de HBO.

True Detective, en su tercera temporada, definitivamente nos dejó un muy buen sabor en nuestro paladar seriéfilo con sus primeros episodios.

¿Qué sería de esta serie sin un protagonista que enfrenta sus propios traumas? ¿con una oscuridad innata? En este caso conoceremos a Wayne Hays (a quien durante la guerra de Vietnam apodaron graciosamente «Purple Haze«), un detective en una ciudad segregada en 1980 que tiene de compañero policial a Roland West, un hombre blanco.

En el arranque no es notable que esa diferencia de color de piel pueda significar algún obstáculo, es hasta después con los pequeños detalles que se exponen las diferencias en tratos y beneficios entre un policía y otro. Todo es muy sutil en una trama cuyo mayor foco está en la desaparición de dos menores, un chico de 12 y una chica de 10.

Los pequeños salieron a dar una vuelta al parque mientras su padre, Ron, un hombre que trabaja en una fábrica local y que quedó al cargo de los niños cuando su mujer se fue de la casa, reparaba un vehículo en las afueras del hogar. Era una situación normal, los niños tendrían que volver «antes de que anocheciera»… pero eso no ocurrió.

Los saltos temporales

La estructura no lineal regresa con esta nueva entrega de True Detective. Fuimos testigos de ello con los dos primeros episodios que se emitieron este pasado domingo 13 de enero.

Un Wayne agobiado y probablemente con problemas de Alzheimer trata de mantenerse cuerdo durante una entrevista en 2015. El motivo de la misma es conocer más detalles sobre ese caso, el cual causó gran conmoción a nivel nacional gracias al libro publicado por su esposa Amelia.

En ese tiempo, el «presente», Amelia ya no existe y Wayne convive con su hijo Henry, a quien le molesta que después de tantos años de ver el desgaste de sus padres, la historia todavía siga acechándolos.

La otra línea temporal es 1990. Wayne ya se retiró de la policía, pero surge nueva información de ese caso que parecía haber enterrado para siempre. Esos nuevos datos provocarán acciones que desconocemos, pero que prestan las condiciones para sorprendernos.

La cuarta pared

Wayne es un rastreador, un cazador por naturaleza y es así que logra dar con una pista importantísima del caso en 1980 (no diré cuál para evitar spoilers).

De pronto, viendo un pequeño charco que refleja la luna, ésta parpadea y desaparece. Luego el detective se dirige hacia la cámara y pregunta si es mejor detenerse. Esa escena se contrapone con el «presente», en donde un foco presenta fallas y deben parar la grabación de la entrevista.

Ocurren un par de momentos más con ese estilo, por lo que la narración de los hechos se transforma en omnipresente y no respeta leyes temporales.

A fuego lento

Últimamente me he topado con bastantes producciones a ritmos lentos, y es que para cierto tipos de narrativas y construcción de personajes, es lo ideal. En este caso, la lentitud calza a la perfección.

Mahershala Ali está hecho para este tipo de papeles. El protagonismo lo adopta con tremenda naturalidad, volviendo a los personajes secundarios en accesorios. El guión de Pizzolatto (también showrunner) está producido para encarrilar en un viaje moral a este hombre que, a pesar de la fuerte presencia sonora de su voz, padece inquietudes internas, debilidades que se representan cuando está en su etapa de vejez, con un maquillaje tan realista que verdaderamente asombra.

Veredicto

A este trabajo policial se irán incorporando personajes interesantes, tanto Ron como Amelia, quienes parecen saber algo más de lo que aparentan. O al menos, esa impresión dejan.

Veremos también que los métodos para extraer información de testigos o sospechosos, por parte de los detectives, pueden ser poco ortodoxos. Pues ambos cambiarán de rol en el «bueno» y «malo» según convenga.

Finalmente, la mención de la pérdida de la memoria de Wayne en el «presente» deberá tener más de trasfondo… ¿Será que pasó algo tan espantoso que lo borró de su mente? De ser así, estamos completamente emocionados por averiguar qué es.


Este review es de los episodios «The Great War and Modern Memory» y «Kiss Tomorrow Goodbye«.

True Detective Temporada 3 se transmite los domingos en la noche por HBO.

Escrito por:

True Detective 3×01 y 3×02: ¡Gran inicio!

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *