Escrito por:

Doctor Who: The Woman Who Fell to Earth

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

8 octubre, 2018
|
Escrito por: Fer Ramirez
The Woman Who Fell to Earth nos presenta a la heroína que nos llevará a través del tiempo y el espacio en esta gran temporada.

Más allá del hecho que, después de iniciar su reinado en 1963, por primera vez una mujer sea la protagonista de Doctor Who; la nueva temporada del clásico de ciencia ficción marca el inicio de una nueva era.

A casi un año de espera, desde la despedida de Peter Capaldi como el legendario alienígena, la expectativa crecía entre los whovians mes a mes. Por ahí, incluso, llegaba a escucharse que los nuevos episodios se estaban haciendo esperar ya demasiado; y el resultado que nos llegara a mostrar BBC (Crackle en Latinoamérica) el 7 de Octubre, mantenía a todo un fandom en los nervios.

Oficialmente podemos decir que la espera valió totalmente la pena.

¿Tropas, equipo, familia, pandilla?

Abriendo el episodio, nos son presentados los nuevos companions; o como se les ha llamado en la gira de promoción, “nuevos amigos”. Y en quien se pone especial atención durante gran parte de la trama, es en Ryan Sinclair (Tosin Cole); un chico con dispraxia que quiere demostrar que es capaz de hacer más de lo que el mundo cree.

Será él quien se encuentre con el primer nudo a resolver; una misteriosa cápsula del espacio, que aparece en medio de la nada tras una curiosa secuencia de luces. A partir de ello, se sumará al equipo Yasmin Khan (Mandip Gill); una novata de las fuerzas policíacas de Sheffield, quien también se encuentra en una misión por probarse a sí misma, y al resto, que es capaz de asumir más responsabilidades de las que le asigna la comisaría.

Como es casi una regla en este mundo; esta introducción funciona para conocer a los personajes con los que viajaremos; y entender de qué forma cambiarán sus caminos una vez encontrados con el Doctor.

Resulta increíblemente sencillo empatizar con estos personajes; especialmente con Ryan, con el que se puede conectar a un nivel mucho más emocional, al encontrarse la audiencia atrapada en las situaciones por las que se desarrolla este personaje.

A pesar de las brillantes actuaciones de Mandip Gill y Bradley Walsh, quien interpreta a Graham; aún queda muy en la superficie lo que moverá a estos personajes a seguir el camino del Doctor. No obstante, y considerando el formato que se utiliza esta temporada; es cuestión de tiempo antes de conocer más a fondo a cada uno de los integrantes del equipo. Quien se gana a los fanáticos con una breve participación es Sharon D. Clarke, quien Grace O’Brien; y de la cual no sabemos si llegaremos a ver más.

Experiencia Whovian a la décimo tercer potencia

Corto aquí el tema de los companions, para hablar de la gran estética que se ha manejado en el regreso de la serie. Bien decían los protagonistas y el showrunner, Chris Chibnall, que esta nueva temporada se manejaría más como un conjunto de mini-filmes, que como un programa en sí.

Desde el comienzo, estas palabras se traducen a acciones. The Woman Who Fell to Earth otorga una y otra vez visuales espectaculares, que si bien, comparándolo con un producto fílmico de mayor talla, luce bastante común; pasar este tipo de imágenes a televisión se convierte en algo bastante satisfactorio para todas las audiencias. Tal trabajo se mantiene a lo largo de toda la transmisión; entregándonos una pieza atractiva no sólo a nivel visual, sino con grandes aspectos a destacar en el audio.

Una de las preocupaciones más grandes de los seguidores al encarar una temporada llena de cambios (nuevo protagonista, nuevos showrunners, y nuevos compositores); era el destino de las piezas musicales utilizadas a lo largo del show. Sin embargo, tanto la imagen como el sonido conservan esa brillante esencia que ha compuesto a Doctor Who durante tantos años, y a la vez entrega nuevas propuestas que cierran por completo el ambiente. Claramente se nota el salto entre Murray Gold y Segun Akinola, pero es un paso que se ajusta a lo que la serie está proponiendo en esta ocasión.

Era de oscuridad y monstruos

Uno de los elementos en los que se ha evolucionado, es en la tonalidad de la historia. Tanto en aspectos técnicos como narrativos, los espectadores se encuentran enfrentando una era más oscura del show. Las acciones tienen consecuencias inmediatas, y existe sólo el tiempo necesario para encariñarse con un personaje; antes de que deje de formar parte de este mundo.

The Woman Who Fell to Earth funciona en sí para exhibir todos los giros a los que nos expondremos durante la temporada. Naturalmente, conservando clásicos dejos de humor que construyen al personaje principal; pero atreviéndose a explorar gamas más pesadas, y cargadas de emoción, que no esperaríamos encontrar en una primera muestra.

No le quitamos el mérito a los otros Doctores; por la dosis de oscuridad que cada uno de ellos cargó en su momento. Muchos fanáticos seguirán sin perdonar la pérdida de personajes como Rose, Donna, los Pond, Clara Oswald, entre otros; ni instantes crudos como la soledad del Doceavo Doctor en un bucle de tiempo infinito, o el destino de Gallifrey. Es sólo que, con las decisiones que componen este nuevo universo, los cambios entre un mood y otro son perceptibles desde un primer segundo.

Aunado a esto, el capítulo funciona también como punto de inicio para todas las personas que han querido unirse a este fandom; pero que no tenían idea de dónde empezar. La era Whittaker viene a ello: es un homenaje finamente entregado a los whovians alrededor del mundo, pero también una invitación honesta a un nuevo grupo de seguidores; entre los que realmente espero, se encuentren más niñas ansiosas por historias de sci-fi como yo.

Whittaker, en resumidas cuentas, es el Doctor.

Podemos decir que la mejor parte del regreso de Doctor Who, es sin duda quien da vida al Time Lord (¿Lady?) esta temporada. Caída prácticamente del cielo, Jodie Whittaker se mueve naturalmente dentro del personaje, y luce por sí misma en cada una de sus escenas. La Doctora brilla a cada minuto, y aunque se intente comparar su expresión con alguno de los gallifreyanos previos (Tennant y Smith son las medidas más mencionadas); Jodie posee una fuerza y personalidad propias, que no duda en entregar a su personaje.

Whittaker se suma a las encarnaciones anteriores, con una actuación memorable y que nos deja ansiosos por más. El carisma, fuerza y presencia del Doctor, emocionan desde la primera aparición;–situación acompañada por el tema clásico de los años 60–; y hasta que concluye el episodio.

Finalmente…

En los aspectos menos desarrollados, el villano Tim Shaw es un ser despiadado, pero quizá no tan icónico como otros invasores. Y entre los mejores instantes, sin spoilers, es importante destacar la aparición del sonic screwdriver, los esperados discursos del Doctor, y la interacción entre todos y cada uno de los personajes. El hype continúa, sobre todo con la espera de la nueva TARDIS.

A fin de cuentas, este no era el momento de mostrar todo de golpe; sino de presentarnos a la heroína que nos llevará a través del tiempo y el espacio en las siguientes aventuras.


Los nuevos capítulos de Doctor Who llegan los domingos a Estados Unidos a través de BBC America; y en Latinoamérica por el servicio de streaming Crackle.

Escrito por:

Doctor Who: The Woman Who Fell to Earth

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *