Escrito por:

Supergirl 3×11 Fort Rozz

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

23 enero, 2018
|
Escrito por: Fer Ramirez

La gran química compartida en la pantalla, hace de Fort Rozz uno de los mejores episodios de Supergirl.

El S3E11 pone a Supergirl en una búsqueda necesaria: Descubrir cuáles son tanto los orígenes como las intenciones de Reign, y si hay alguna forma de detenerla. ¿El medio? Una sacerdotisa encerrada en Fort Rozz, quien parece tener conocimiento sobre el tema. Pero para llegar a ella; Kara debería introducirse en un ambiente que la empareja con los criminales más peligrosos de Krypton.

Por ello, no sólo Saturn Girl regresa a pelear a su lado; sino Livewire (Brit Morgan), a quien hemos visto en ocasiones previas aterrar a la ciudad; y Psi (Yael Grobglas), una mujer capaz de hacer que encares tus miedos más profundos, y a quien nos presentaron al principio de la temporada.

Era más que obvio que en algún punto traerían de vuelta a la villana; pues en su momento, Yael Grobglas conquistó a los fanáticos de Supergirl con su propio episodio. Sin embargo, no esperábamos que su regreso fuera de la mano de la heroína; mucho menos en una misión para derrocar a the Worldkiller.

Mientras tanto en la Tierra, el DEO se encarga de monitorear al escuadrón más bad-ass que hemos visto en la serie; con Winn Schott y Brainiac-5 al mando de los controles. Por otro lado, tenemos a Alex Danvers fungiendo de niñera para Ruby mientras la madre de ésta se encuentra en un viaje de negocios. Un vuelo que quizá, nunca tomaría.

Nos encontramos ante uno de los mejores episodios de la temporada; y gran parte de ello, se debe a la química que una vez más presentan los personajes principales en la pantalla.

La ya conocida Leslie, y su electrizante (see what I did there) interacción con SupergirlImra y la inesperada comodidad con la que el personaje se acopla al de Psi. Asimismo, una relación difícil entre Winn y Brainiac; y uno de los más adorables momentos entre Ruby y Alex.

Ésta vez todos los personajes juegan su propio papel, y se dedican a ello completamente. Pues aunque las cuatro chicas en las que se centrará el capítulo, podrían tener motivaciones distintas; al final demuestran que un equipo entre ellas no es una idea tan descabellada como creíamos. Y es así como obtenemos el mejor Woman Team-Up del universo entero.

Realmente existe una evolución de las integrantes del escuadrón de principio a fin. Livewire pasa de querer la muerte de Reign para encontrar su propia libertad; a sacrificarse por Supergirl y entender el concepto de redención. Psi se aleja de su perfil inicialmente egoísta y algo cobarde; para decidirse a enfrentar a the Worldkiller por sí misma antes de que sea demasiado tarde.

Por ello, ésta lucha donde Reign aún enfrenta su lado humano, ahora potencializado por el miedo inducido por Psi; se vuelve uno de los momentos favoritos, quizá no sólo del episodio, sino de la serie en su totalidad. Vemos a Reign vulnerable, y por un segundo; creemos que Sam volverá a la superficie para superar a su alter ego malvado.

Ésto apenas es empatado por el lado de tía cool de Alex junto a Ruby; con quienes los escritores se toman la libertad de soltar un golpe bajo, y recordarnos lo mucho que extrañamos Sanvers.

Brainiac vuelve a jugar de elemento cómico, pero sin dejar de lado su posición en la misión, que junto a Winn; terminan por complementar lo que se vuelve un gran capítulo.

Finalmente…

 Fort Rozz deja en claro hacia dónde se dirige la serie; y nos da un pequeño vistazo del plan final de los escritores para la que podría ser, la mejor temporada de Supergirl hasta ahora.


Nuevo episodio de Supergirl todos los miércoles a las 20:00hrs. Por Warner Channel.

Escrito por:

Supergirl 3×11 Fort Rozz

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *