Escrito por:

El Gran Salto: Los Atletas más Allá de Sus Medallas

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

El gran salto

Deportivo, Familiar

Fecha de Estreno

2021

Director

Jorge Porras Gamboa

Escrita por

Jorge Porras Gamboa

Elenco

Luis Rivera, Jorge Rivera, Edgar Rivera, Adrián Rivera y Marisela Domínguez

23 agosto, 2021
|
Escrito por: Andrés Lechuga

El gran salto es un documental deportivo que muestra no sólo lo que sucede en el estadio. Sino el antes y después del momento decisivo que acarreará o no una medalla.

Después de finalizada la fiebre por los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, llega de estreno a salas de cine de México la película El gran salto (2021). Un documental sobre los hermanos Rivera de Agua Prieta, Sonora. Deportistas de alto rendimiento que han representado al país en distintos eventos internacionales. Cómo mundiales de atletismo, universidadas y anteriores ediciones de Juegos Olímpicos; Londres, Río de Janeiro, y el pasado evento nipón.

El gran salto_02

El Camino del Éxito

El gran salto inicia el seguimiento de la historia en el lejano año 2013. Cuando Luis Rivera, el mayor de los hermanos deportistas, se encontraba en un momento dorado; ya impuso un récord el Mundial Universitario de Salto de Longitud; obtuvo una medalla en el Mundial de Atletismo; y fue acreedor al Premio Nacional de Deporte.

Parecía que Luis Rivera, la gran promesa que crecía a la par de la leyenda, lo obtendría todo. Sin embargo, la pista sería mucho más difícil de recorrer de lo que él pensaba. Pues durante los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, el deportista sonorense sufre un desgarre de cuatro centímetros en la pierna izquierda. Lesión que complicaría su clasificatoria para los JJ.OO. de Río 2016.

Es ahí donde surge el viaje de Luis por este documental El gran salto. Donde vemos las diferentes preparaciones por la que pasan los atletas de alto rendimiento. Personas que se preparan a lo largo de varios años, para viajar, y demostrar en tan sólo algunos minutos de lo que son capaces. 

Minutos vitales, donde compiten junto atletas de varias partes del mundo. Quienes como todo atleta que asiste a dichos eventos, buscan una medalla, un lugar en el podium. Ahora bien, no siempre podemos ver el detrás de escenas de lo que sucede antes de presentarse ante los jueces olímpicos, ni después. Se trata de su pena o gloria.

En el gran salto podemos apreciar ese camino muy detalladamente. Y no sólo hablamos de los entrenamientos, sino el ambiente familiar, de educación, de pareja. ¿Quién es el deportista fuera de su desempeño en el estadio? Porque el ser deportista de alto rendimiento no se trata sólo de entrenar un año antes del evento. Es una disciplina diaria de actividad física y dieta. Jornada que puede rozar con los planes de crear familia, o estar presente en los momentos más importantes.

Claramente, y como la mayoría de los deportes, estos demandan también juventud. En esta carrera en contra del paso del tiempo, los atletas tienen pocas oportunidades para traer medallas a casa. Oportunidad que de no resultar victoriosa, conlleva momentos de furia, decepción y frustración.

Además, no son únicamente los años dorados el antagonista de un atleta. Sino las lesiones que puedan significar una incapacidad temporal o total de sus actividades. Un mal salto, o golpe por parte de otro deportista podría causar esto.


El gran salto: Precario apoyo a los atletas en México

Es por ello que El gran salto destaca como una película deportiva. Retrata que los atletas al igual que cualquier otra persona, tienen tanto días buenos como malos. Hasta en los momentos claves donde se da todo, pueden influir aspectos como el clima, el viento, el estrés o hasta una lesión. Todo eso que no vemos, pero que sencillamente juzgamos desde la comodidad de sofá frente aun televisor. Palabras que invalidan un esfuerzo de más de cuatro años.

Por otro lado, hay un momento de la película donde se muestra la diferencia abismal de apoyo que se da al deporte en México, al que brinda Estados Unidos. Luis, Edgar, y Ardían al ser una ciudad fronteriza con Estados Unidos. Naturalmente poseen una visa para cruzar en vehículo o como peatones al vecino país.

Douglas, Arizona es la ciudad vecina de Agua Prieta, Sonora. Ciudad estadounidense cuya preparatoria, al reconocer el talento de Luis Rivera, le brindan una llave para que utilice su pista atlética cuando guste. Conjunto deportivo que a leguas se nota su mantenimiento e inversión que la acondicionan para su digno uso.. A diferencia de la propia Unidad Deportiva Municipal de Agua Prieta. Que está en pésimo estado, con grietas, hecha de un material que daña las rodillas de los corredores, y que también es utilizada por gente que pasea en bicicletas. Algo que debería estar prohibido ya que daña la pista.

El gran salto, una película deportiva para mirar a los deportistas más allá de sus medallas, sus victorias o derrotas. Personas primero que todo, que se esfuerzan hasta sudar la última gota por lograr su sueño no importa las veces que tengan que intentarlo.

Escrito por:

El Gran Salto: Los Atletas más Allá de Sus Medallas

Andrés Lechuga

Lic. en CC. de la Comunicación. Periodista de cine, y escritor. "El cine evoca la realidad y viceversa".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *