Escrito por:

Drácula de Bram Stoker

Fernando ValleSz

Estudiante de Psicología de medio turno. Aficionado al cine de tiempo completo. CDMX Il dolce far niente.

17 enero, 2018
|
Escrito por: Fernando ValleSz
En Drácula de Bram Stoker; deseo, amor, pasión, horror y tristeza
acompañan la historia de principio a fin.

Drácula. Aquella criatura terrorífica que hasta hace apenas un siglo era capaz de dejarte sin dormir por las noches, debido al pánico que causaba el solo escuchar su nombre; más aun cuando se relataba su historia y de lo que era capaz.

Pero tristemente, a partir del 2008 su nombre tomo un significado diferente, junto todo lo que conlleva su mitología; repleta de vampiros, asesinatos, amores fallidos, o una profunda crisis existencial por parte del mismísimo Conde. Todo ese fabuloso misticismo se hizo a un lado como si se tratara de un dibujo mal hecho que tiras a la basura. Y fue gracias a la aparición de Twilight o Crepúsculo (para los cuates), que los vampiros dejaron de dar miedo y ahora generan ternura y gracia, mucha mucha gracia.

Con la dirección del renombrado, y en aquel entonces sinónimo de garantía, Francis Ford Coppola; retornaba a la pantalla grande una historia ya conocida por mucha gente. La de un desafortunado caballero medieval y su trágica transformación de hombre a criatura que tiene aterrada a toda una ciudad. Estamos hablando de la cinta Drácula de Bram Stoker (1992)

Contando con Gary Oldman encarnando al mítico Drácula, y Winona Ryder dando vida a dos personajes Elisabeta/Mina como los protagonistas de esta versión cinematográfica; se cuentan los inicios de quien en primer momento fue el Príncipe Drácula y sus hazañas logradas como caballero. Mismas que lo llevaron a perder a su amada y al mismo tiempo convertirse en una criatura atemorizante; cuyo rechazo y odio a Dios es la razón de semejante maldición.

Siglos más tarde, particularmente en los primeros años del siglo XX; un joven llamado Jonathan (interpretado por Keanu Reeves); con aspiraciones a un puesto más alto en su trabajo, es enviado a Transilvania para negociar con un misterioso Conde la compra de unos terrenos en Londres. Este joven, a vísperas de contraer matrimonio con Mina, hace el viaje. Esperando con ello obtener recursos para que a su regreso, pueda casarse y ofrecerle una vida más cómoda a su prometida. Hay que entender el gran amor de este sujeto al visitar tierras extrañas y misteriosas solo por querer casarse… Algunos no llegarían ni a Ecatepec.

Como se esperaba, el encuentro con el Conde fue siniestro; y he aquí uno de los puntos principales de toda la historia, el amor como motivación. En este caso, al estar en lugares donde tu vida corre peligro. El frecuente contacto entre ambos y su interacción culmina cuando Drácula reconoce a Mina; la prometida de Jonathan, como una reencarnación de Elisabeta, la difunta amante del Conde.

Una serie de aventuras y eventos paranormales emergen cuando Drácula, con aspecto rejuvenecido, en busca de recuperar a su amada, sale de Transilvania y llega a Londres, donde tiene como misión encontrar a Mina. Así es como se desarrolla la película, entre aspectos paranormales, criaturas terroríficas,  y un ambiente turbio e inseguro, llegando a su punto climático. En el que nos encontramos a el amor como motivación, no solo para realizar acciones por el ser amado, sino para decidir apartarte de tu realidad, entregarte a lo desconocido y llegar al punto donde el amor se convierte en un deseo. Acaparando todos los sentidos, incluso de muerte. Culminando en un sacrificio, la cúspide de cualquier enamorado, preferir el bien ajeno que el propio.

Como conclusión…

La película tiene rasgos característicos de lo ya conocido en Drácula; como los castillos, asesinatos, cacerías, y obviamente eventos paranormales y misteriosos. Pero no es por eso que resalta, sino por su premisa ya mencionada anteriormente.

A pesar de que no es una película cuya principal motivación sea causar miedo; logra generarlo en algunas ocasiones, a niveles que caen más en un suspenso bien llevado.

Indudablemente hay que darle una oportunidad a este maravilloso film que mostrará algo no conocido de este místico personaje. Una historia que vale la pena recordar, y hará que olvidemos aunque sea por un instante su mal trato que recibió en el 2008.

Calificación:

Escrito por:

Drácula de Bram Stoker

Fernando ValleSz

Estudiante de Psicología de medio turno. Aficionado al cine de tiempo completo. CDMX Il dolce far niente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *