Escrito por:

Corpus Christi: Los Humanos y La Religión

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

2 abril, 2021
|
Escrito por: Mónica Castellón
Corpus Christi cuenta las diferentes conexiones que pueden tener los humanos con la religión 

Corpus Christi cuenta la historia del joven sacerdote Daniel (Bartosz Bielenia) que se le encarga la parroquia de un pequeño pueblo rural en la ciudad de Jasliska en Polonia. Sin embargo, el poblado está atravesando por un duelo por la muerte repentina de algunos habitantes tras un violento accidente de tráfico. 

La película da un giro inesperado, cuando se revela que Daniel no es un verdadero sacerdote, sino un ex interno del reformatorio que huye de su tormentoso pasado que, por casualidad, logra superar él mismo como guía espiritual recién salido del seminario. 

La película es dirigida por Jan Komasa, que también vivió la gran evolución de la Polonia católica y conservadora, conflictuada por la caída de la URSS. El director sensibiliza a los espectadores internacionales sobre su experiencia con la religión y la fe. 

Corpus Christi da testimonio del estado de fe en las comunidades rurales del lugar. El filme fue reconocido en el Festival de Cine de Venecia como en Hollywood, donde quedó entre los cinco finalistas a los Oscar a Mejor Película Extranjera el año pasado.

Corpus Christi

La solidez de su protagonista

Uno de los aspecto más notorios de la película es la sincera interpretación del actor principal, su actuación expresiva es lo que más destaca en la pantalla. Daniel es un personaje audaz en perseguir su sueño de salvación y la de su pueblo; y aunque el método con el que el joven llega a la meta, no es un ejemplo a seguir, la película sigue enviando un positivo mensaje que también va más allá de los aspectos religiosos que pueda tener cada espectador. La verdadera realización espiritual se obtiene, según la película, en la integridad de las acciones que realizas todos los días. 

Komasa y su guionista Mateusz Pacewicz, ofrecen grandes tonalidades y contradicciones con su protagonista, que está acostumbrado a las fiestas y las drogas, pero es muy convincente en sus sermones improvisados. Además,  la comunidad del pueblo, es incapaz de lidiar con el dolor a menos que sea apoyado por una figura y siempre están dispuestos a culpar al otro de sus errores. 

La historia se desarrolla en un ambiente bastante tranquilo, que pasa de diálogos fuertes a momentos más contemplativos y, por último a la tensión. El gran trabajo de dirección de Komosa también se suma con la fotografía limpia de Piotr Sobocinski Jr. (Noche de paz) que con la composición de sus tomas enfatiza muchas de las visiones del director respecto a la religión. 


¿Qué opinan cinéfilas y cinéfilos? ¿Ya vieron Corpus Christ? 

Escrito por:

Corpus Christi: Los Humanos y La Religión

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *