Escrito por:

Bojack Horseman: El Último Adiós

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

6 febrero, 2020
|
Escrito por: Rafael Lechado

Llegó ese día que nadie quería, saber que BoJack Horseman, la serie que nos ha acompañado y llenado de vida por tantos años, arribó a su final. Y vaya que deja bastante para discutir.

El viaje ha sido uno de muchos bajos y algunos altos: un personaje que fue pasando por tantas vicisitudes que lo llevaron a tomar decisiones erróneas, en su mayoría, aunque también dejando vestigios de actos nobles. El problema es que estos siempre fueron nublados por el auto sabotaje que se practicó una y otra vez.

Al arribar la segunda parte de la temporada 6, la mesa estaba servida para que la catástrofe dentro de la vida de BoJack comenzara y madurara. Lo peor es que llegó en el momento menos merecido, ya que finalmente había encontrado una vocación como profesor de actuación, para lo cual descubrió que podía ser bueno y hasta inspirador.

Sin embargo, la suma de los desaciertos, de los actos que causan daño a terceros, de las malas acciones, se acumulan y siempre pasan factura.

A partir de este punto, este escrito tiene spóilers.

El declive de BoJack

bojack horseman, review, temporada final,

Al recibir la llamada de Kyle Carson, madre de Penny, diciéndole que detenga a los periodistas que quieren escudriñar en la vida de ambas, BoJack sufre un muy realista ataque de pánico, desmayándose por completo.

Luego, la estrategia de Bojack Horseman es buscar cómo salir al aire y explicar lo sucedido con todos esos errores, siendo el más grave el de la muerte de Sarah Lynn. La chica que se hizo estrella por Horsin’ Around y que perdió la vida por una sobredosis suministrada por el mismo BoJack, quien, para evitar la culpa, dijo que la encontró muerta en el planetario.

Es ese momento de juicio con sus amigos cercanos (Diane, Todd y Princess Carolyn) vemos cómo cada uno piensa que ya no pueden seguir protegiendo a Bojack. Sienten que es hora de que éste asuma su responsabilidad.

Y al final lo hace, abriéndose en un talk show donde cuenta casi todo, saliendo bien parado al respecto y con esa capa de redención que lo cubre ante la sociedad. Pero…

Adicción a la atención del público

bojack horseman, review, temporada final,

La necesidad de seguir figurando en el público y la impetuosa urgencia de ser aceptado por los demás, de sentir que los otros lo ven a él como una «buena persona», lo llevan a aceptar una segunda entrevista, decisión errónea que lo lleva a hundirse.

A partir de ahí, la espiral en descenso se hace más profunda. La exposición de esas falencias que tiene BoJack, de ese poder que ejerce sobre otras personas, sobre todo en las mujeres en su vida, de sus adicciones al alcohol, a las drogas, de otros abusos. Todo lo convierte en un ser despreciado por la sociedad.

Eventualmente recaerá con la bebida y pastillas, hasta se va en una farra que lo lleva a un sueño surrealista: precioso y trágico al mismo tiempo.

En el hilo de la muerte

En este sueño, o pesadilla, están las personas que BoJack ha tenido contacto o ha sabido que han muerto. Entre ellas encontramos a su mamá, a Sarah Lynn, a Herb, Secretariat/padre de BoJack y otros.

En una cena muy particular y con comentarios aparentemente superfluos de la vida, la muerte y la religión. Pero, poco a poco, van entrando al oscuro y profundo del vacío existencial. En otras palabras: la muerte, ese lugar del que nadie regresa.

bojack horseman, review, temporada final,

BoJack no quiere entrar ahí, no quiere desaparecer, no quiere dejar de existir y en ese ímpetu hace una llamada a Diane, desesperado, suplicando ayuda…

Todo parecía indicar que BoJack se había ahogado en la piscina de su antigua casa (la perdió por una demanda), pero fue rescatado -una vez más- y logró recuperarse en un hospital. Eso sí, pasa buen tiempo en prisión por haber entrado de esa forma al que ya no era su hogar.

El adiós

El último episodio nos lleva a la boda de Princess Carolyn, un momento en que BoJack tiene permiso para asistir aún siguiendo preso.

Esto sirve para que tenga un espacio con cada uno de los personajes complementarios y fascinantes de esta fabulosa serie. A Mr Peanutbutter lo vemos reconciliado con la idea de estar soltero, fuera de esa necesidad del acompañamiento constante de una pareja.

Todd es feliz a su modo: libre, independiente, capaz y con vistas a futuro. Y con esa simpleza e inteligencia de analizar la vida, da un contexto sobre el significado de los cambios y adaptaciones, todo esto bajo una referencia a la canción «Hokey Pokey».

Princess Carolyn es quien a través de un baile íntimo con BoJack expresa cómo ha cambiado su vida y lo que ve hacia adelante, entre ello, no seguir representándolo en caso que la carrera de este actor vuelva a surgir luego de la cárcel. La amistad/amor tóxico parece llegar a su final, en el que es mejor tener una amistad fuera de vínculos profesionales.

Y como cierre, el tejado con Diane, una imagen característica de la inflexión en esta serie tan analítica del comportamiento humano.

«La vida es una mier$% y uno se muere», dice BoJack, corrigiendo inteligentemente Diane con un: «A veces la vida es una mier%& y uno sigue viviendo».

Eso, señoras y señores, es una excelente forma de dejar redondo el mensaje y argumento de esta fantástica producción de Netflix.

Veredicto

bojack horseman, review, temporada final,

Muchos querían algo mucho más trágico o extravagante para cerrar la serie. Hemos visto en tantos años de BoJack episodios realmente desgarradores y es cierto que no se llegó a ese clímax en esta temporada, pero es justamente la intención que presiento tenían los creadores.

La vida continúa y no siempre hay tantos artilugios ni giros dramáticos, es simplemente mantener el balance sobre lo bueno, lo malo; sobre los errores y aciertos; sobre los éxitos y los fracasos… La vida es reconciliarse y reponerse con uno mismo ante cada adversidad, y el no abusar con exceso de confianza ante los triunfos.

La vida nos lleva a caminos oscuros, con ambigüedad moral, porque nadie es perfecto, pero siempre hay espacio para intentar redimirnos y hacernos bien.

Así que BoJack, entre tantas torpezas que cometiste, me dejaste ese mensaje muy importante en mi interior, el cual llevaré como mantra el resto de mi vida.

¡Bojack Horseman sin duda es de las mejores caricaturas que hemos visto! ¿A ustedes qué les pareció, Cinéfilas y Cinéfilos?

Escrito por:

Bojack Horseman: El Último Adiós

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *