Escrito por:

Better Call Saul 4×02: «Breathe»

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast/blog hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

15 agosto, 2018
|
Escrito por: Rafael Lechado
Intenta el camino bueno, correcto, lícito, pero no es lo justo para él

Los elogios que hay para Better Call Saul están resonando en cualquier medio de crítica de cine y tv. Esta 4ta temporada parece será de mucha satisfacción para todo seriéfilo y con el capítulo «Breathe» tenemos muchas razones para creerlo.

El 2do episodio de esta nueva temporada mostró mucho más de Jimmy… ¿O deberíamos decir de Saul? Más bien es un espacio entre ambas personas. Del lado de Jimmy está la buena intención de ayudar a Kim con los gastos en casa; del lado de Saul está lo que transcurre luego. La fusión es inminente.

Carismático Jimmy

Eso nos lleva a lo que más destaca de este episodio… La secuencia de una entrevista de trabajo a la que acude Jimmy. Es un negocio de imprentas, nada ostentoso y mucho menos emocionante. McGill sabe que sus infalibles técnicas de convencimiento son un elemento sólido para competir en un puesto de ventas.

Al hacer un pequeño recorrido con uno de los directivos muestra genuina atención a lo que dice, además suma historias de su conocimiento de máquinas de impresión… Supuestamente de cuando trabajaba en el área de copias antes de ser abogado. Puede ser que lo que diga tenga algo de veracidad, pero conociendo a Jimmy, aseguramos que es un 70% invento o preparación previa.

Es así que deja tan buena impresión (pun intended) en el gerente, que tras atreverse a volver a la oficina y dar una última muestra de su carisma, es contratado. Lo que pasa luego es genial e inesperado. Se burla del gerente y otro directivo por aceptar tan fácil contratarlo, prácticamente les dice que siente pena por ellos por comprar un acto tan fácilmente.

Probablemente Jimmy quería probar un punto… Que puede conseguir trabajo fácil, pero no el que desea. Puede ser una excusa para decir que intenta el camino bueno, correcto, lícito, pero no es lo justo para él. Al final, vemos cómo obtiene de esta experiencia saber que unas figuras de porcelana pueden ser de alto valor… Si alguien decide robarlas.

El frío Gus

Pasando la página, nos vamos a lo que sucede con Gus, los Salamanca y el desdichado Nacho. Don Héctor sigue en ese estado comatoso, algo que no le gusta a Gus, quien encuentra la manera de infiltrar a un médico de confianza al hospital para que le haga una evaluación.

Gus admite que solo él puede decidir si Don Héctor ha sufrido bastante o no. En el fondo desea con sus manos cobrar venganza, y vaya que nos recordaron en este episodio qué tan despiadado puede ser Fring.

Luego de que se encargaran de que Don Héctor tuviera la atención de un hospital privado y carísimo, más una interacción cómica e interesante de los gemelos Salamanca con Arturo y Nacho; nos trasladan a una negociación entre estos últimos y los hombres de Fring. La tensión sube por la diferencia entre unos kilos de droga, donde Nacho es quien toma la batuta y resuelve el embrollo.

Resuelto el asunto, Nacho sale con Arturo de las bodegas de Pollos Hermanos. Casi inmediatamente son emboscados por el propio Fring y más de sus hombres, colocando éste una bolsa en la cabeza de Arturo hasta asfixiarlo… Breathe = Respirar, por eso el nombre del episodio. Tras el hecho, que Fring realiza con una frialdad inmensa y en una escena muy bien lograda; amenaza a Nacho diciéndole que sabe lo que hizo y que ahora le pertenece.

Mike, el calculador

 

Por el lado de Mike vemos que su tour por Madrigal dio frutos, ya que logró la atención de Lydia. En una reunión corta que sostienen, ella le expresa que deje de hacer lo que sea que hizo al infiltrarse en su compañía. Éste no se inmuta, más bien afirma que lo ideal es ejercer el cargo falso que aparece en planilla... Algo así como asesor de seguridad.

A pesar de que Lydia pone quejas a Gus al respecto, éste no le hace mucho caso. Más bien le sugiere que si quiere evitar que se infiltre en otras sucursales, que simplemente le dé una identificación de trabajador.

Firmeza de Kim

Para finalizar hay que hablar de la interacción entre Kim y Howard. Se reúnen para ver el tema de la herencia de Chuck; que como era de esperarse, le deja migajas a Jimmy… El monto exacto para que no pueda haber un procedimiento legal exigiendo una mayor cantidad. Bueno, no es que 5 mil dólares sea tampoco algo tan bajo, claro. El resto es para su ex esposa Rebecca.

Cuando Rebecca deja la sala, Kim le reclama fuertemente a Howard por las propuestas antes presentadas. Además de ese cheque, Howard le sugiere a Jimmy sea parte de una junta directiva por unas becas que dejó Chuck. Además, insinúa que si lo desea Jimmy puede ir a la casa destruida y ver si quiere rescatar algún recuerdo.

Todo esto tomado de la peor forma por Kim… Siente que Howard está desligándose de cualquier culpa desde que le dijo a Jimmy sobre lo del posible suicidio de su hermano. También siente que está revolviendo el dolor de Jimmy al pedir que vaya a la casa donde Chuck murió quemado. El tono con el que se lleva la conversación muestra la enorme capacidad de actuación de Rhea Seehorn.

Howard queda mudo, lo único que se le ocurre pedir es qué puede hacer para enmendarse. Kim es clara: «Nada. Simplemente aléjate«. Duras, ácidas y directas palabras de una mujer que a pesar de todo tiene sincero cariño por Jimmy. Será doloroso ver cómo eso terminará…

Conclusión

Y eso fue lo principal de este capítulo. Cabe resaltar que nuevamente estamos con televisión de alto nivel en términos de producción; los actores siguen muy finos y Better Call Saul continúa siendo una serie exquisita para apreciar.

Escrito por:

Better Call Saul 4×02: «Breathe»

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast/blog hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *